Sociedad

Un hospital habanero pone en riesgo a niños recién nacidos

448_hospital-enrique-cabreras-cossioGüira de Melena, Artemisa, Jorge Bello, (PD) Pacientes y trabajadores de un conocido centro hospitalario de la capital cubana, denuncian a la prensa independiente sobre las difíciles condiciones y riesgos en las que permanecen las madres y sus bebés recién nacidos, debido a la falta de higiene existente en las salas de ingreso.

Nos referimos al Hospital Docente General “Enrique Cabreras Cossío” del municipio Boyeros, conocido por los habitantes capitalinos por “El Nacional”. Ese centro hospitalario del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), quien fuese remodelado recientemente,- según alegan directivos y prensa oficialista-, presenta severas afectaciones en sus redes sanitarias e impermeabilización de sus techos, lo cual conlleva a inundaciones de agua en sus salas y pasillos interiores, que provienen de los pisos superiores y cañerías. Así; lo pudimos constatar, cuando familiares que asistían a la visita dominical el día 11 del mes en curso, protestaron al personal enfermero de guardia de la sala B, ubicada esta en el segundo piso del referido hospital.

Los reclamos familiares, se fundamentaban por la falta de higiene en una sala donde existen niños que acaban de nacer y por ende se encuentran vulnerables a contraer algún tipo de bacteria o infección de no haber un ambiente higiénico- sanitario adecuado. Tal es el caso de la joven Tatiana Rivas, vecina de la avenida 411 # 18611ª / entre 186 y 188 Santiago de las vegas, quien interpelo con una enfermera de esa sala por la cantidad de agua que rodeaba la entrada de la misma. Esta joven nos argumentó que hay días en que el mal hedor en los baños es irresistible, también, de las constantes inundaciones en los cubículos donde se encuentran los cuneros de los bebes recién nacidos y demás personal hospitalizado. Otra de las fuentes consultadas responde al nombre de Lilian Calzadilla González, familiar de una de las pacientes internadas en la sala B de la segunda planta del Enrique Cabreras. Ella: se refirió a la gravedad del asunto por ser este piso un lugar destinado por completo a las mujeres en estado de gestación, ya sea en fase de pre-parto o paridas.-“cuando una mamá da a luz, al otro día los familiares estan locos por llevárselos por temor a contraer una bacteria que ponga en riesgo la vida de ambos por la falta de higiene en la instalación”. Concluye Lilian.

La institución médica, bautizada con el nombre Enrique Cabreras Cossío; homenaje que Fidel Castro le hiciera a un doctor mexicano emigrado en los primeros días del triunfo rebelde, quien se destacaría como medico cardiólogo y férreo defensor de la naciente revolución y, fallecido en los años sesenta del pasado siglo en la extinta Unión Soviética. Se encuentra ubicado en el consejo popular Altahabana, y cuenta con una edificación de siete pisos, por su condición de docente general, brinda servicios médicos en todas las especialidades de la medicina, a él acuden generalmente los habitantes de los municipios Boyeros, Diez de Octubre, Arroyo Naranjo y Marianao, incluyendo a los de las vecinas provincias de Artemisa y Mayabeque.
jorgebd76@gmail.com; Jorge Bello; móvil: 53353648
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Jorge Bello; Móvil Teléfono: 53353648
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Foto: Hospital General Docente“Enrique Cabrera Cossío. Revistas Excelencias

Un comentario

  1. Esa es ya una situacion eterna en esa y muchas instituciones hospitalarias. En 1997 dirigi una investigacion sobre calidad de servicios de salud en diferentes salas del Hospital Nacional. Realizada por personal medico y licenciados de enfermeria, alumnos del curso de posgrado “Metodologia de la Investigacion Cientifica” concluyeron otorgar un rango de entre 35 a 55 puntos (de 100 posibles) a los servicios que prestaba la institucion, pesando sobre el bajo calificador la higiene (suministro de agua, tupicion de baños, limpieza de las salas, existencia de vectores -cucarachas, mosquitos y moscas- asi como carencia de medios para su solucion). El informe destaco las malas praxis y la constatacion de yatrogenias en los turnos altos (noche).
    Todo eso en el mismo municipio (Boyeros) donde años despues se dieran las -al menos 26- muertes de pacientes en una sola moche en el Hospital Psiquiatrico Mazorra. Muertes por desnutricion, frio, abandono y hasta maltratos fisicos evidentes en las fotos de las autopsias, presumiblemente a manos de los “retenes”, es decir pacientes psiquiatricos “de mejor pronostico” encargados de la atencion a otros internos, y que asumen muchas veces la “correccion disciplinaria”.
    ¿Que se puede esperar de una nacion organizada como una gigantesca prision?

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*