Política

¿Comisión electoral nacional para qué?

El Cerro, la Habana Rogelio Travieso, (PD) El viernes 16 de junio, en el periódico Granma, Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) apareció el titular: “Toman posesión de sus cargos integrantes de la Comisión Electoral Nacional”.

Como cubano que he vivido en Cuba desde mi nacimiento y que por más de 58 años he tenido que soportar a los mismos gobernantes, sé que el sistema electoral existente no nos da posibilidades, como es un derecho normal en la mayoría de los países, para elegir a los candidatos de nuestra preferencia, que superen la gestión del gobierno anterior y nos den al menos la esperanza de alcanzar una mejor vida.

La información de Granma señala: “Tras la convocatoria a elecciones generales y la designación por el Consejo de Estado de la Comisión Electoral Nacional, sus 17 integrantes tomaron posesión de los cargos este jueves, durante una ceremonia solemne desarrollada en el Palacio de la Revolución.
Al dar lectura al juramento de los miembros de dicha comisión, Alina Balseiro Gutiérrez, su presidenta, reitero el compromiso de guardar lealtad a la patria, así como observar y hacer observar, en el ejercicio de sus funciones, la Constitución, la Ley Electoral y demás normas que rigen el proceso eleccionario.

Ana María Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), puso énfasis en “la trascendencia y simbolismo de la labor que realizarán. Concluyó expresando: “Daremos inicio al decimoséptimo mandato de las asambleas municipales, al decimotercero de las provinciales y a la novena Legislatura de la ANPP, con plena confianza en los representantes que el pueblo elija, quienes continuarán trabajando en el perfeccionamiento del Poder Popular”.

Y exhortó: “Sirva este proceso como demostración genuina de democracia, de participación consiente, de unidad, de confianza en la victoria y respaldo a la Revolución”

No me resigno a que me nieguen los derechos que deberían corresponderme por ser esta mi patria. Nací aquí hace 70 años y de ellos llevo 58 siendo víctima de un proceso que se empeñan en continuar adueñado de nuestras vidas y practicando cotidianamente la misma verborrea retórica, el más de lo mismo, llamando revolución a un régimen gastado.

Según el Diccionario Larousse, la patria es el país en que se nace. Entonces, se sobrentiende que ninguna persona, partido, Estado, Gobierno, revolución, sistema político, puede estar por encima de los nacidos en un país.

¿De qué lealtad a la patria hablan?

El 50% de los candidatos a diputados los decide la máxima instancia del PCC, a través de la Comisión Electoral Nacional y estos serán electos por los diputados, ocupando los máximos cargos para la gobernabilidad de la nación.

Entonces, se puede pensar que la lealtad no es a la patria, sino a los dirigentes máximos del PCC y hacia los que estos decidieron para que ocupen los cargos.

Se ha anunciado que el general presidente Raúl Castro Ruz dejará en el año 2018 los cargos de Jefe de Estado y Gobierno, pero si continúa como Primer Secretario del PCC, como lo estipula el artículo número 5 de la Constitución, todo continuará como hasta ahora.

La utilización de palabras edulcoradas para nada importa, estamos convencidos que los gobernantes son designados e impuestos por las máximas instancias del PCC, que tampoco son electos por el pueblo cubano.

Nuestro derecho de elegir y ser electos nos fue arrebatado el primero de mayo de 1961, cuando fueron eliminadas las elecciones libres.

La Constitución de 1976, es excluyente por su condición ideológica. Su artículo 5 usurpó a los cubanos la soberanía.

En Cuba, se desarrolle o no el proceso electoral, todo con antelación estará decidido.

Con la Constitución y Ley Electoral existentes, hay razón suficiente para preguntar: ¿Comisión Electoral Nacional, para qué?
rogeliotravieso@nauta.cu; Rogelio Travieso; Móvil 538 59142 *Partido Liberales de Cuba.

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*