Sociedad

¿Cuándo rescatarán mi playa?

Pinar del Rio, La Coloma, Dagoberto Martínez, (PD) Junto con los manglares, herbazales de ciénagas y las crestas de arrecifes de coral, las playas arenosas constituyen elementos naturales de la protección costera, al amortiguar el impacto del oleaje, provocado por los huracanes y otros eventos meteorológicos extremos.

A ellos se suman, además, los riesgos derivados del ascenso progresivo del nivel medio del mar, cuya subida en nuestro entorno ha estado en el orden de los 6,77 centímetros desde 1966 a la fecha, mientras las proyecciones indican que pudiera alcanzar hasta 27 centímetros en el 2050 y 85 en el 2100.

La erosión en las playas cubanas tiene un carácter generalizado. Un ritmo promedio estimado de retroceso de la línea de costa de 1,2 metros por año, puede ser superior en algunos puntos y sectores. Se trata de una cifra similar a la reportada para la región del Caribe.

En Cuba han existido factores que han contribuido al deterioro de las playas, por la irresponsabilidad del Estado. Este es el caso particular de Las Canas, en el poblado de La Coloma, la única en todo el municipio cabecera de Pinar del Río.

Desde el paso de los huracanes Lili e Isidoro, a principios de la década del 2000, el gobierno permitió que fuera destruida. Restaurantes, cafeterías, bases de campismo, cabañas de la agricultura y viviendas, fueron arrasadas por motoniveladoras y buldócer enviados por el propio Estado.

En la actualidad quedan una decena de viviendas de descanso de algunas personas. Se nota la falta de mantenimiento y cuidado de dicha playa, la única donde nuestra juventud acudía en los planes vacacionales y fines de semanas.

Más allá de figurar dentro de las opciones recreativas preferidas por buena parte de la población cubana, en particular durante la etapa vacacional, la salvaguarda de tan valioso ecosistema, debería ser un asunto de máxima prioridad para el país.
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Dagoberto Martínez; móvil: +53 048794454
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*