Destacados Primera Plana, Sociedad

De situaciones sociales adversas a posiciones políticas honestas

El Cerro, La Habana, Yonás Bulnes, (PD) Debido a características internas del sistema socioeconómico impuesto en Cuba, que solo conoce verdaderamente el ‘cubano de a pie’ y que no tiene nada que ver, ni es reflejada por los medios propiedad del estado, he conocido desde el año 2012 una marginación y una exclusión social, que inicialmente se manifestó con que me despojaron de mi trabajo como masajista de forma injusta y sin razones debidamente argumentadas.

Lo hicieron como se hace todo por acá, en contextos legales improvisados carentes de base jurídica. Tenía todos los papeles en regla y pagaba de forma regular los impuestos. Entonces, reaccioné diferente. Me negué a inclinar la cabeza, como se hace aquí cuando se es víctima del sistema. Continué afirmado en el intento de mantener la condición de trabajador por mi cuenta. Traté de acceder, de iniciar un proceso legal contra la institución que me despojó de forma arbitraria e intenté probar mi derecho e inocencia.

Esto me hizo chocar con la cara más burocrática y antisocial del sistema y así descubrí las aberraciones legislativas y antidemocráticas que sostienen al mismo. Resulta que ‘por ley’, no es posible iniciar un proceso legal contra el estado o sus instituciones bajo ninguna circunstancia. Más allá de esto, por la misma ‘ley’, el gobierno es dueño de los otros poderes. En el caso hipotético de que un ciudadano lograra sustanciar un proceso contra el estado o cualquiera de sus dependencias chocaría con aun mayores aberraciones legislativas pues, el estado sería juez y parte de este proceso, al ser dueño y amo de los poderes legislativo y judicial.

Esto le posibilita interpretar las leyes y todo lo demás en su beneficio o en el de sus dirigentes y personas de confianza, así, influyen en el resultado de cualquier proceso en su contra o en contra de cualquiera de sus instituciones y servidores.

Luego que choqué contra semejante muralla, comencé a participar de una libertad que el sistema jamás me dio. Decidí exponer y visibilizar mi situación desde la protesta pacífica, libre y abierta. Usé para ello carteles que expusieron mi situación, que son parte del ejercicio de mi derecho cívico.

A partir de todo lo reseñado hasta aquí, producto de toda esta vorágine de eventos, que desde mi percepción son muchos, llegué hasta la sede nacional del Movimiento Damas de Blanco en Lawton, donde su líder nacional y sus valientes y dignas seguidoras, me acogieron, dándome la oportunidad no solo de manifestarme en defensa de mis derechos e intereses violados, sino además, para mostrar al mundo y la opinión pública mundial, lo que pasa con los cubanos que se desmarcan en oposición abierta contra el gobierno.

Me abrieron el camino para que con mis limitaciones expusiera mis ideas desde un medio de prensa independiente, para que expusiera mis vivencias con mis palabras y mis sentimientos, hoy comprometidos con algo que me rebasa y esto que me rebasa es la libertad y los derechos conculcados de todos los cubanos. Nunca antes había accedido a medios de prensa u opinión. Pero como ya dije desde el título, pasé de situaciones sociales adversas a posiciones políticas honestas.
primaveradigital2011@gmail.com; Yonás Bulnes Varona

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*