Internacional

Desestabilizar y evitar la reelección de Trump

Miami, USA, Ed Prida, (PD) Hubo conexiones de Bill Clinton con Rusia y después con China. Hillary Clinton abrió la puerta para Putin para garantizarse la Casa Blanca. La real conexión es entre Putin y Hillary Clinton. Y los medios ponen la cortina de humo para cegar a los norteamericanos.

La conducta de Hillary Clinton parece simple negligencia pero realmente fue una gigantesca entrega de información secreta. Miles de documentos secretos fueron dejados sin cíber-guardia oficial y los rusos los hackearon en minutos, sin dejar evidencias.

Obama y el FBI pasaron por alto que la base de datos del Departamento de Estado en manos de los rusos era una muy valiosa información.

Luego, el doble agente Edward Snowden dio información adicional y consiguió refugio en Rusia.

Hillary Clinton envió combustible nuclear a Rusia, y fue en secreto a Irán a construir la base del tratado que luego Kerry firmó.

La inteligencia rusa consiguió un montón de información idónea para ser usada para diseñar un plan de subversión con muchos objetivos. Uno de ellos, fue que si Hillary no llegaba a la presidencia, hubiese un escenario, como el que vemos ahora, para crear una crisis y parar el plan de Trump como presidente.

El equipo de Putin’s construyó mucha maskirovka (falsa fachada) para crear dudas y confusión con algunas personas estratégicas alrededor de Trump. El primero fue Paul Manafort, una celebridad de la inteligencia norteamericana. Luego, la conferencia del general Flynn con Putin and otros altos líderes rusos. Este tipo de evento no es un procedimiento estándar, los rusos lo necesitaban y pagaron por esta reunion de un general norteamericano con Putin en Moscú. Muy raro. Es el gancho para desmoralizar y crear un aura de inseguridad alrededor de este bravo combatiente. Hicieron lo mismo con el general Petraeus. El gancho, en su caso, fue la esposa de un representante demócrata.

Putin es un cuchillo afilado contra los Estados Unidos. Pasó años como coronel del GRU y sabe muy bien cómo manipular los asuntos internos en Washington DC.

La inteligencia rusa ha subvertido y penetrado al Partido Demócrata, que a fuerza de puro marxismo se ha convertido en un desembozado enemigo de los Estados Unidos.

El plan subversivo contra el presidente Donald Trump ya empezó. Tendremos la guerra civil que sueñan nuestros enemigos.

Para despertar, Estados Unidos debe revisar el punto once de la Escuela de Frankfort y empezar a pensar, por sus experiencias y con razón lógica, acerca de cuán peligrosos son nuestros enemigos, en primer lugar, los rusos.
pridaissues@gmail.com; Ed Prida

Ed Prida: Miami, USA pridaissues@gmail.com; Fue profesor universitario e investigador científico del Buró de Investigaciones Científicas de la DAAFAR, psicólogo forense, profesor del MINNIT (Instituto Superior del MININT), Escuela Superior del PCC, MINREX y de la Academia de Pilotos Militares UM 7000 (San Julián). Ex preso político por Llamado a Rebelión y Atentado contra Fidel Castro, el 28 de Enero de 1990, en Cuba. En Estados Unidos es profesor de Psicología.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*