Internacional

El asno de Venezuela

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Gerardo Machado Morales, el quinto presidente electo en Cuba. Ocupó el despacho presidencial desde el 20 de mayo de 1925 al 24 de agosto de 1933. Fue además el primer dictador que Cuba sufrió en su vida republicana.

El poeta de ideas comunistas Rubén Martínez Villena, le bautizó como “asno con garras”, por su falta de ilustración, cultura, clase y por una brutalidad personal, ampliamente documentada. De forma curiosa, en la actualidad el pueblo venezolano ha bautizado a su actual dictador, Nicolás Maduro Moros, como ‘Maburro’. De hecho, así ha sido nominado a nivel popular, y es por derecho de la fuerza, el hoy, asno dictador de Venezuela.

La situación de crisis humanitaria, de alimentos y medicina en Venezuela, ha trascendido a todos los países y a los organismos internacionales. Salvo los aliados tradicionales del régimen militar totalitario castrista, Nicaragua y Bolivia, el resto de los países latinoamericanos, EEUU y Canadá, la Unión europea, la ONU, todos han manifestado y manifiestan, su repudio a la dictadura de Maburro, o en el peor de los casos guardan silencio, como hace Podemos en España y la titulada ‘Francia Insumisa’ en Francia. O como el más reciente, distanciamiento silencioso de Ecuador y su presidente ‘Lenin Moreno’.

La dirección y supervisión hegemónica del régimen castrista en el gobierno, los servicios especiales de inteligencia y contrainteligencia y el ejército venezolano, repiten fórmulas KGB-Stassi, orientadas por los servicios especiales castristas. La guerra del gobierno de Maburro contra la democracia y la institucionalidad venezolanas, reproduce en su esencia los postulados castristas del terror: Crear el miedo visceral, difundir embustes sobre sus próximos pasos y golpear, reprimir y abusar de los disidentes.

Se trata de la misma táctica que se emplea en Cuba de manera cotidiana. Aunque en términos de calificación, conocimiento, talento e inteligencia, Maburro está por debajo de sus -también muy ineptos- mentores castristas.

La dictadura del asno de Venezuela, se mueve a la sombra de un eje del mal en que se perfilan contornos de Irán, China, Corea del Norte, Rusia y como mascarón de proa, al régimen militar totalitario castrista. ¿Qué podría hacer Maburro en un futuro contra los Estados Unidos? Este es el tema que los políticos con el corazón y la mente, puestos solo en próximas elecciones, prefieren pasar por alto. La experiencia dicta que mientras quienes sufran sean los pueblos, ya sean de Venezuela y Cuba, u otros, los políticos de marras hablaran y se centrarán en temas para ellos más rentables.

Con ocupantes castristas sobre el terreno en Venezuela, con miles de elementos asalariados del Ministerio del Interior, sumados a los militares y pandilleros enmascarados de la policía Seguridad del Estado (DSE) castristas allí, no queda otra opción funcional que no sea la opción militar. A esto súmense las pandillas de narcos, delincuentes y otros elementos del servicio del castro-fascismo impuesto en Cuba.

El sueño del felizmente difunto ex dictador Fidel Castro, hoy es una realidad sólida y coherente. Venezuela, en estos momentos, es una satrapía del castrismo. A Venezuela le esperan momentos peores y más difíciles que los sufridos por Cuba. Tienen en la más alta magistratura a un asno, mucho peor que los que conocimos y conocemos por acá. Ya que Gerardo Machado superaba con creces en elegancia, distinción y valores, al Maburro empoderado desde La Habana y al Castro II que decide en la actualidad.

El tiempo dirá que harán los políticos y la real aristocracia mediática internacional y lo que sufrirá el pueblo de Venezuela y su oposición pacífica interna por ello.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*