La consulta, Sociedad

Elementos procesales de la Constitución de La República y la Ley no. 72, Ley Electoral

Arroyo Arenas, La Lisa, La Habana, Dr. René López, (PD) Conocer los derechos y obligaciones de la ciudadanía en el próximo proceso de elecciones generales es un elemento de extrema importancia.

Resulta necesario recapitular  elementos puntuales de lo que establece la Ley.

No son legales las acciones que atenten contra lo lícito de lo electoral. Ni la Constitución de la República  ni la Ley Electoral   condiciona la participación activa y pasiva a una filiación política, con la salvedad que en el momento de la aprobación de ambos textos no existían los grupos opositores  que en estos momentos pretende hacer valer este derecho e insertarse en las instituciones oficiales de gobierno.

Independientemente  de ello, se reitera lo regulado por la Ley No.89, la que establece un procedimiento revocatorio contra los elegidos a los órganos del Poder Popular cuando se apartan de la política oficial del Partido Comunista, del Estado y del Gobierno. Pero en este proceso revocatorio es fundamental el voto de los ciudadanos que los eligieron, de ahí la decisiva estrategia de definiciones a favor de los opositores, los que hasta ahora se mantuvieron alejados de la relación interciudadana de todos.

La Constitución de la República establece en su Capítulo XIV (Sistema Electoral, artículo 131): “Todos los  ciudadanos con capacidad legal para ello, tienen derecho a intervenir en la dirección del Estado, bien directamente o por intermedio de sus representantes elegidos para integrar los órganos del Poder Popular, y a participar, con este propósito, en la forma prevista en la Ley, en las elecciones periódicas y referéndum populares, que serán de voto  libre, igual y secreto. Cada elector tiene derecho a un solo voto”.

 

La Ley No. 72 (Ley Electoral), dispone  sobre  el Sufragio Activo:

“Todos los cubanos, hombres y mujeres, incluido los miembros de los institutos armados, que hayan cumplido los dieciséis años de edad, que se encuentren en pleno goce de sus derechos políticos y no estén comprendidos en las excepciones previstas por la Constitución de la Republica y la Ley Electoral, tienen derecho a participar como electores en las elecciones periódicas y referendos que se convoquen.

Todo cubano para ejercer el de derecho a sufragio activo debe reunir los siguientes requisitos:

  1. Haber cumplido los dieciséis años de edad.
  2. Ser residente permanente en el país por in periodo no menor de dos años antes de las elecciones y estar inscripto en el Registro de Electores del municipio y en la relación correspondiente a la circunscripción electoral del lugar donde tiene fijado su domicilio, o en la lista de una circunscripción electoral especial.
  3. Presentar en el Colegio Electoral el Carné de Identidad o el documento de identidad de los institutos armados a que pertenezca,
  4. Encontrarse en capacidad de ejercer los derechos electorales que se reconocen por la Constitución de la Republica y la Ley.

Están incapacitados para ejercer el derecho de sufragio activo –votar- las personas que estuvieren comprendidas en los casos siguientes:

  1. Los incapacitados mentales, previa declaración judicial de su incapacidad,
  2. Los sancionados a privación de libertad, aun cuando se encuentren disfrutando de libertad condicional, licencia extrapenal o gozando de pase.
  3. Los que se encuentren cumpliendo sanción subsidiaria de la privación de libertad
  4. Los que hayan sido sancionado a privación de sus derechos políticos, durante el tiempo establecido por los tribunales, como sanción accesoria, a partir del cumplimiento de su sanción principal.”

 

Del Sufragio Pasivo dispone:

“Tienen derecho a ser elegidos todos los ciudadanos cubanos, hombres o mujeres, incluidos los miembros de institutos armados que se hallen en el pleno goce de sus derechos políticos residentes permanentes en el país por un periodo no mejor de cinco años antes de las elecciones y no se encuentren comprendidos en las excepciones previstas por la Constitución de la Republica y la Ley.

Están inhabilitados para ejercer un cargo público electivo y en consecuencia no serán elegibles, los ciudadanos que estén incapacitados de ejercer el derecho de sufragio activo, conforme a la Ley Electoral.”

De los cargos a elegir está dispuesto:

“Todo cubano que esté en pleno goce de sus derechos políticos, posea un nivel de instrucción adecuado y reúna, en cada caso, las condiciones que se especifican a continuación, son elegibles:

  1. Para delegado a una Asamblea Municipal del Poder Popular, haber cumplido dieciséis años de edad, tener domicilio en una circunscripción electoral del Municipio y haber sido nominado candidato.
  2. Para presidente y vicepresidente de una Asamblea Municipal del Poder Popular, haber resultado elegido previamente delegado a la propia Asamblea.
  3. Para delegado a una Asamblea Provincial del Poder Popular, haber cumplido dieciséis años de edad, ser residente de la provincia y haber sido nominado previamente como candidato por una Asamblea Municipal del Poder Popular de la propia provincia
  4. Para Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, tener cumplido dieciocho años de edad y haber resultado nominado previamente como candidato por una Asamblea Municipal del Poder Popular,
  5. Para Presidente, Vicepresidente y Secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, haber sido elegido previamente diputado a dicha Asamblea.
  6. Para Miembro del Consejo de Estado, haber sido elegido previamente como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

 

Generalidades

  1. Los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular y los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular se eligen por el término de cinco años. Los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular lo serán por un término de dos años y medio. Se utiliza también la terminología de proceso de término medio para las Asamblea Municipales y proceso general para las Asambleas Provinciales y la Nacional.
  2. El ejercicio de los cargos de dirección electivos dentro de los órganos el Poder Popular tendrá un término igual al mandato para el que fueron elegidos sus integrantes.
  3. El mandato confiado al Consejo de Estado por la Asamblea Nacional del Poder Popular expira al tomar posesión el nuevo Consejo de Estado, en virtud de renovaciones periódicas.
  4. Los términos comentados se extienden por acuerdo de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en caso de guerra o a virtud de otras circunstancias excepcionales que impidan la celebración normal de las elecciones y mientras subsistan tales circunstancias.
  5. Los elegidos pueden ser revocados de sus cargos en cualquier momento, en la forma, por las causas y según el procedimiento que establece la Ley.

De la Ética Electoral: “La Comisión Electoral Nacional establece los principios y normas de carácter ético que regirán los procesos electorales, considerando que estos tienen como objetivo garantizar la participación institucional de las masas populares con derecho al voto en la dirección del Estado cubano y en la toma de decisiones de aquellas cuestiones de mayor interés y utilidad económica, social y política del país, los que son ajenos, por principio, a toda forma de oportunismo, demagogia y politiquería. La Cartilla que aprueba y pone en vigor para cada proceso electoral la Comisión Electoral Nacional no es pública y solo tienen acceso a ella los miembros del Sistema Electoral y las Comisiones de Apoyo.”  

Esto último reiteradamente se ha demandado  como un derecho ciudadano.

 

“De lo Ilícito Electoral”:

Las infracciones de las disposiciones contenidas en la Ley Electoral  y las conductas que se enuncian a continúan, serán tramitadas acorde con el procedimiento  establecido para los delitos de la competencia de los Tribunales Municipales Populares y serán sancionados con multas de diez a ciento ochenta cuotas, si el hecho se considera un delito de mayor entidad.

Se consideran delitos, además de las infracciones de las disposiciones contenidas en la Ley Electoral, las conductas siguientes:

  1. El que infrinja las disposiciones emanadas de la Comisión Electoral Nacional que rigen los procesos electorales y que garantizan la observancia de los principios establecidos en el artículo 71 de la Ley Electoral.
  2. El que vote sin tener derecho a hacerlo,
  3. El que vote más de una vez en una misma elección,
  4. El que falsifique, dañe, destruya, sustraiga o disponga ilegalmente de todo o parte de cualquier lista de electores, síntesis biográficas, fotografías de los candidatos,
  5. El que ilegalmente retire cualquier boleta del Colegio Electoral,
  6. Del que sin estar autorizado para ello, quite del lugar en que se encuentre, destruya o altere en cualquier forma, en todo o en parte, cualquier impreso, relación, registro o lista de elecciones, relación de escrutinio o cualquier otro documento que se hubiere fijado en determinado lugar de acuerdo con la Ley Electoral
  7. El que induzca, auxilie u obligue a otra persona cometer cualquiera de los actos previstos anteriormente,
  8. El Presidente de un Colegio Electoral que no entregue a la Comisión Electoral de circunscripción, de distrito o municipal en su caso, los documentos con los resultados de la votación previstos por la Ley Electoral.
  9. El que investido por la Ley Electoral de funciones oficiales:

– inscriba o apruebe la inscripción de cualquier persona como elector, sabiendo que no tiene derecho a serlo,

– no inscriba o no apruebe la inscripción en el registro de cualquier persona como elector, sabiendo que tiene derecho a ello,

– permita votar a cualquier persona sabiendo que el voto de esta no debe emitirse,

– se niegue a admitir el voto de cualquier persona que tenga derecho a ello,

– altere los resultados de la votación.

dr.renelpez@yahoo.es; Dr. René López, Tel móvil 053703286, Tel Fijo 72020268

Tomado de: http://referenciajuridica.wordpress.com, Centro de Referencia Legislativa – Consultoría Jurídica de Asistencia

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*