Tecnologia

Energía limpia: turbinas de viento

Miami, Florida, USA, Karyon Kuma, (PD) Algunos amigos que viven lejos de las zonas donde habitualmente tienen lugar los huracanes me han preguntado qué se siente, a qué le tememos más, cómo es posible que resistamos el factor sorpresa y la arbitrariedad de la naturaleza cada cierta temporada y nos acostumbremos a vivir en áreas de peligro donde acechan grandes probabilidades de fuertes tormentas de lluvia y viento, que a su vez son causa de otros peligros colaterales.

Cada lugar del planeta tiene sus propias circunstancias y el hombre siempre va a estar expuesto a los elementos.

La pregunta más común que he recibido y que ha ganado por unanimidad gira alrededor del sonido del viento que se manifiesta con una potencia poco conocida en tales momentos. Es causa de cuestionamiento la “voz” del viento durante las intensas ráfagas en el instante que está pasando el huracán o la tormenta de alto grado. Es frecuentemente comparada con el sonido de un tren pitando a toda marcha. Dicho así parece pintoresco, muy al estilo de la descripción contemporánea vertiginosa y escueta, pero no, es una asociación bien fundada, una adecuada referencia para describir la semejanza.

El viento de huracanes trae consigo una energía masiva de poder incalculable y en el plano doméstico tuvimos una experiencia de primera mano.

A sólo escasas horas luego de pasar el reciente ciclón Irma por nuestra zona, los niveles de presión a que estaban sometidas nuestras viviendas e instalaciones era tal que prácticamente era imposible abrir las puertas debido a que la presión bloqueaba el espacio, haciendo resistencia, como si hubiera en derredor algo que hubiera tomado fuerza animal.

Luego de los miedos, el extrañamiento y el chequeo de lamentables daños surge una pregunta: ¿Y si pudiéramos rescatar esa energía?

Y aquí nos enfocamos en el tema de las turbinas de viento.

El récord de una turbina de viento al generar energía limpia sirve para abastecer doscientas casas por el período de un mes, generando 216 000 kwh en un día.

El tamaño del ala giratoria o cuchilla de este tipo de turbinas es superior a 500 pies. Se dice que la dimensión del molino de viento es lo que lo hace tan eficiente, ya que puede generar más energía durante cada revolución y también los costos se reducen pues se necesitan instalar menos equipos.

Se calcula que estas turbinas tienen una vida útil de 25 años y se predice que el ochenta por ciento de ellas serán recicladas después de término.

Una de las cuestiones más complejas en cuanto a desventaja es el peligro que corren las aves que en su trayectoria de vuelo se encuentran con estos objetos.

Recientemente ha surgido una curiosa propuesta con el nuevo modelo de turbina sin cuchillas o aspas. Su diseño está registrado por una compañía española llamada Vortex que ha propuesto el generador eólico sin aspas (Bledeless wind generator) el cual se inspira en el efecto vorticidad. El vórtice es flujo circular o rotatorio donde ocurren corrientes espirales. Con esta innovación se apuesta por el impacto mínimo radicalmente opuesto en cuanto a daño medioambiental a la hora de generar energía eólica.

En el lugar de captación de energía mediante el movimiento circular de una hélice, la turbina aprovecha la vorticidad, que es un efecto aerodinámico, y en este caso no gira, oscila. Se hace coincidir la frecuencia del viento con la frecuencia de remolinos o vórtices que se forman alrededor de la estructura o mástil y se trasmite así la energía de un fluido a una estructura basados en el efecto flameo, que conceptualmente se entiende como una inestabilidad aeroelástica por la cual una estructura al vibrar absorbe energía que fluye a su alrededor y es incapaz de disiparla en un ciclo de vibración. De esta forma puede convertirse la energía mecánica en eléctrica.

Se dice que los ingenieros y arquitectos rechazan basar sus proyectos en ladinámica de vorticidad ya que su uso conduce a un movimiento de oscilación en las estructuras que en algunos casos, como ocurrió con el puente de Tacoma en 1940, puede causar su caída, así pues es bien conocido su efecto en puentes y aviones.

De ponerse en práctica la turbina de vórtice para obtener energía eólica, se contaría con dos ventajas significativas en cuanto al costo que supone alrededor de un cincuenta por ciento menos y el diseño de menores dimensiones respecto al tradicional, lo cual es muy atractivo para destinarse a pequeños consumos.

Una variedad de proyectos y nuevas propuestas se encuentran aún en fase de prueba de campo y tal vez sean puestas en marcha en nuestras áreas tan visitadas por tempestuosos huracanes.

Vortex Bladeless ganó en 2014 el South Summit Award en la categoría de energía e industria para el mejor proyecto.

Es alentador el creciente interés por conjugar medio ambiente y desarrollo con la oportunidad de energía renovable. Esperamos cuajen y consigan finalmente un éxito sostenible.
cosmovisionsiglo21@gmail.com; Karyon Kuma,

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*