Internacional

Estados Unidos bajo Trump

Arroyo Naranjo, La Habana, Carlos Millares, (PD) Cada día la prensa señala nuevas acciones y controversiales decisiones de Donald Trump, actual Presidente de los EE.UU., que afectan de una manera a otra a la sociedad norteamericana en general y en particular a los inmigrantes, que se sienten amenazados con la desintegración de sus familias.

Ya comienzan a verse reacciones en contra de las decisiones de Trump como es el caso de la anulación de una orden suya por el juez James Robert, de la ciudad de Seattle, al que acusó de “supuesto juez”.

Bernie Sanders, ex candidato presidencial demócrata, juzgó de manera muy severa la composición del gabinete de Trump, señalando la condición de multimillonarios de los seleccionados. También opinó acerca de la relación de Trump con Wall Strett y advirtió: “Estados Unidos no es una empresa”.

Renuncias en el gabinete e investigaciones que hablan de posibles vinculaciones con la Rusia de Putin siguen enturbiando el entorno político que rodea al gobierno de Trump.

La sociedad norteamericana es democrática y sirve de ejemplo y modelo a todos los países del mundo y en especial a las personas que desean acceder a un país en que se respeta los derechos de los ciudadanos y se les ofrecen facilidades para su desarrollo y elevación en cuanto a nivel cultural, status social y forma de vida.

Estados Unidos es un país formado por inmigrantes y desarrollado por sus esfuerzos desde sus inicios. Los inmigrantes representan una inmensa fuerza productiva y aportan conocimientos y sudor cada día por el engrandecimiento de los Estados Unidos.

En el Día de los Presidentes, miles de personas a lo largo y ancho de los Estados Unidos se manifestaron en contra de las políticas que el Sr Trump trata de implantar. Su lema fue: “Trump, tú no eres mi presidente”.

Incluso ya se habla de sacar a Trump del poder.

Resulta para todos incomprensibles cómo fue posible que el Sr. Trump accediera a la primera magistratura. Ni los más avezados analistas han podido dar una explicación convincente con relación a este asunto y se debe cuestionar si realmente el sistema de elección que se está utilizando es el más adecuado y si se debe comenzar a elegir al presidente por el voto popular y no el electoral (la población no se equivocó cuando favoreció a Hilary Clinton, y no es que fuera la mejor elección sino la más sensata).

Trump está sumiendo a los Estados Unidos en un verdadero caos, no solo en cuanto a política interior, sino también en política exterior.

Las manifiestas faltas de respeto de Trump, entre ellas a gobernantes de otros países, implican un costo político que no puede ser calculado y permite que naciones como China y Rusia obtengan beneficios inmediatos.

Ya se nota una disminución del comercio. Las grandes concesiones hechas por el gobierno de Trump a las empresas petroleras preocupan a sectores ambientalistas a nivel mundial.

¿Hasta dónde llegará el impredecible Trump?
camifa59@yahoo.es; Carlos Millares
*Analista Político. Presidente FUNDACION SUCESORES

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*