Cultura, Música

Gregg Allman

Arroyo Naranjo, La Habana, (PD) La pasada semana falleció, a los 69 años, el pianista, guitarrista, compositor y cantante Gregg Allman, el líder de The Allman Brothers Band, la más importante banda del rock sureño. Y perdonen la reiteración, porque como aseguraba Gregg, decir rock sureño es una redundancia.

Gregg Allman, al frente de la banda, supo sortear todos los escollos e infortunios, el peor de todos, la muerte en sendos accidentes motociclísticos, que como si hubiese sido una maldición, ocurrieron en noviembre, de 1971 uno y 1972 el otro, y en la misma zona de Macon, Georgia, de su hermano, el guitarrista Duane Allman y el bajista Berry Oakley.

Particularmente dura para la banda fue la pérdida de Duane Allman, un guitarrista excepcional que poco antes había demostrado su calidad al trabajar con Eric Clapton en Derek and The Dominos.

No obstante, unos meses después de aquellas tragedias, en 1973, The Allman Brothers Band logró sacar al mercado uno de sus mejores discos, Brothers and sisters, que contenía el éxito Rambling man y Jessica, uno de los mejores instrumentales de la música rock.

Luego de varios años de inactividad, The Allman Brothers se rearmaron en 1989. Desde entonces, esporádicamente han aparecido discos suyos.

Gregg Allman hizo varios discos en solitario, el primero de ellos, Laid back, en 1973, y el más reciente, Low Country Blues, en 2011.

Con fuerte acento sureño, la voz de Gregg Allman tenía un timbre muy particular. En su música había fuerte influencia del jazz. Y no digo del blues, porque era puro blues, del mejor.
luicino2012@gmail.com; Luis Cino

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*