Cultura

Homenaje de la Alianza Francesa a la Academia San Alejandro en su 200 aniversario

El Vedado, La Habana. Hilario Rodríguez Cruz, (PD) En la Galería Francis Picabia, Palacio de Prado, sede de la Alianza Francesa de Cuba, la tarde del pasado 17 de enero se inauguró a lleno completo la exposición colectiva en homenaje a la Academia San Alejandro en el 200 aniversario de su fundación.

Las palabras de inauguración estuvieron a cargo del embajador de Francia y de la pintora y profesora de arte Rosario García.

“La invitación de la Alianza Francesa en Cuba a festejar con una exposición en su sede los 200 años de la Academia de Arte San Alejandro, conlleva además de un gran placer y compromiso, el de representar a la academia en un acontecimiento tan importante”, dijo la pintora y profesora de arte Rocío García.

Señaló que desde un inicio sintió que debía ser una presentación colectiva, reafirmando así que San Alejandro, “aun con todos sus pros y contras, ha sido, y es, cuna fértil para el arte cubano.”

Refirió que decidió convocar a algunos de sus ex alumnos, “sobre todo, aquellos que hace casi diez años conformaron el taller de los Nuevos Fieras (aunque no todos estén hoy, por diversas razones…)

“El concepto esencial de la muestra se sustenta en el interés que tenemos de homenajear la pintura y los presupuestos del arte francés de principios del siglo XX, época en que nacían en París, ciudad líder de Europa, las vanguardias artísticas que tanto aportaron al futuro de las artes y al pensamiento estético contemporáneo”, explicó.

Según Rosario García: “La premisa curatorial que se impuso fue abordar, desde la herencia vanguardista, los dones más expresivos de la pintura: el fauvismo, el expresionismo, el simbolismo, etc., para darle merecido protagonismo al color, y liberar los instintos. Conceptualmente, algunos hemos realizado las obras a partir de citas de determinados artistas consagrados, iconos de la pintura. Otros solo hemos expresado el espíritu de aquéllos, a partir de sus disimiles lenguajes personales.”

“En HOMMAGE los pintores, unos más conocidos que otros, testifican la fuerza que viene en camino”, afirmó Rocío García, antes de dar las gracias a la Alianza Francesa por invitarlos, y “a todos por estar”.

“La Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro es el más antiguo centro de su tipo en Hispanoamérica y la segunda institución docente más antigua de Cuba, sólo antecedida por la Universidad de La Habana. Fue fundada el 11 de enero de 1818 con el nombre de escuela Gratuita de Dibujo y Pintura. A partir de 1832 fue nombrada San Alejandro en memoria de Alejandro Ramírez, superintendente general y director de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, quien había sido uno de los principales impulsores de su creación.

Su primer director fue el artista francés Jean Baptiste Vernay. Se mantuvo en San Ambrosio hasta su muerte, en 1833.

Entre las obras de Vernay se destacan las del Templete, que todavía conserva los lienzos que pintó para conmemorar el lugar de asentamiento definitivo de la villa.

Puede afirmarse que fue Vermay quien creó las bases para que, durante dos siglos, los artistas cubanos tuvieran un sitio propio en el arte mundial.

Al morir Vermay, lo sustituyó en la rectoría de san Alejandro, el pintor abogado y astrónomo cubano Francisco Camilo Cuyas.

El 12 de noviembre de 1836 fue nombrado director el pintor francés Guillaume-Francois Colson. Otros pintores franceses ocuparon después la dirección: en 1843, Joseph Leclerc, quien dio impulso a los estudios del modelado y la perspectiva y, en 1852, el paisajista Frédéric Mialhe, quien, junto a Alexandre Moreau y Jules Bourrelier, abriera uno de los primeros talleres litográficos de la isla y realizara la colección “Isla de Cuba pintoresca”, con un total de 54 láminas que ofrecen vistas de La Habana, Pinar del Río, Matanzas y Santiago, en lo que constituye uno de los más importantes proyectos de ese tipo jamás intentados en Cuba.

Después, otros destacados artistas, tanto extranjeros como cubanos, dejarían una impronta duradera en San Alejandro, entre ellos Miguel Melero, quien fue un reformador en el uso del color; Leopoldo Romañach y Armando Menocal, que abrieron el siglo XX con nuevos conceptos en la enseñanza; Esteban Valderrama y Peña, destacado retratista; Enrique Caravia, Florencio Gelabert; y Carmelo González, quien fundó en 1957 la Asociación de Grabadores de Cuba y amplió la enseñanza al incorporar el grabado sobre madera, la xilografía y la calcografía.

En San Alejandro estuvo matriculado durante algunos meses José Martí. Allí cursaron estudios artistas que han situado el arte cubano en posición destacada a nivel mundial, entre ellos, los escultores Domingo Ravenet, Juan José Sicre, Rita Longa y Agustín Cárdenas, y pintores y grabadores de la talla de Víctor Manuel, Fidelio Ponce de León, Jorge Arche, Eduardo Abela, Raúl Martínez, Servando Cabrera Moreno, Juan Moreira, Flora Fong y Roberto Fabelo.

Las ocho obras presentadas estarán expuestas en la galería de la Alianza Francesa de Cuba con sede en el Paseo del Prado, La Habana para el disfrute de los amantes del Arte.
nudisi.nudisi@gmx.com; Hilario Rodríguez Cruz

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*