Noticias

Impedida sin motivos aparentes de viajar a los Estados Unidos Berta Soler Fernández

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Oficiales del Ministerio del Interior castrista (Minint) en el Aeropuerto Internacional de Varadero, provincia de Matanzas, impidieron el sábado 12 de mayo, viajar a Estados Unidos a la líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco (MDB) Berta Soler Fernández.

Según declaró en la sede nacional del Movimiento Damas de Blanco en la barriada de Lawton, un oficial con grados de teniente coronel y que se identificó como ‘Juan Carlos’, a secas y sin otro apellido le notificó que le fue impuesta una “limitación de salida del país”, que no explicó quien decidió, donde, ni en base a que legislación.

Soler Fernández pensaba cumplir una agenda de trabajo y para ello, tenía previsto visitar Miami y Washington. El oficial que impidió su viaje, no se identificó como miembro de la Dirección General de Inmigración y Extranjería y rehusó aportar más datos sobre el carácter oficial de su intervención. Producto de cómo se produjo tal intervención y el acatamiento que recibió de las autoridades locales, resulta obvio que se trató de un elemento de la policía Seguridad del Estado (DSE), únicos habilitados para actuar desde una total impunidad y una absoluta autoridad que rebasa toda ley.

Berta Soler refiere que preguntó el porqué de esa arbitrariedad y el oficial, no le respondió. Le dijo entonces que su proceder, resulta violatorio de la Ley y de sus derechos. Que debía decirle la causa real del porqué no pudo viajar y recibió, la callada por respuesta.

El pasado mes de marzo pasado la policía Seguridad del Estado (DSE) por orden del régimen impidió a Soler viajar a Estados Unidos. “Me dijeron que yo estaba limitada porque debía multas impuestas por la Seguridad del Estado”-expresó. “En aquella oportunidad, el Gobierno nos amenazó con que nos iba a poner multas y si no las pagábamos, nos impedirían salir. Lo hicieron con María Cristina Labrada y Leticia Ramos Herrería”, afirmó Berta Soler.

En la actualidad, esta nueva estrategia contra las Damas de Blanco ha alcanzado cotas aún más altas. La Dama de Blanco Lismeirys Quintana fue condenada el pasado mes de marzo, a seis meses de cárcel por “impago de multas”, a partir de situaciones que no están tipificadas como faltas por el Código Penal vigente.

Se trata de limitar los viajes a aquellos o aquellas que con su presencia en escenarios y locaciones internacionales comprometen los planes a corto, mediano y largo plazo del régimen. Estas tres dignas cubanas, Berta soler Fernández, María Cristina Labrada Varona y Leticia Ramos Herrería están marcadas como perjudiciales a los objetivos perseguidos por el régimen militar, en las esferas internacionales en que se mueven. Entonces, sin causa legal que lo justifique, “están limitadas”, para viajar y deben pagar las multas impuestas desde los mismos fundamentos o la misma falta de estos.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*