Internacional

La dictadura venezolana consolida sus amarres totalitarios

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) En armonía con las recetas dictadas en su momento por Marx, Engels, Lenin, Stalin, Hitler y Mussolini y en obediencia a instrucciones recibidas desde La Habana, Nicolás Maduro y su banda chavista, han impuesto una Asamblea Constituyente, que socava de forma terminal los principios democráticos del estado de derecho en Venezuela.

Se hizo, sobre el costo de las vidas de civiles desarmados asesinados por las bandas paramilitares y represores asalariados del chavismo muy bien asesorados por pandilleros enviados desde La Habana, conocedores avezados de estilos ya conocidos y descritos sobre maltratar, reprimir, golpear y abusar de ciudadanos pacíficos y desarmados.

La nueva Prostituyente, se basa en algo, harto conocido en Cuba. Los procedimientos fueron descritos originalmente por criminales connotados como Lenin, Stalin, Hitler, Mussolini y otros revolucionarios, herederos de las doctrinas de odio del marxismo y su variante marxista leninista y nazi-fascista.

En nuestro caso cubano, la expulsión del régimen castrista de la OEA, le facilitó mucho las cosas. Para ello no se tomó en cuenta que un gobierno legítimo elegido por el pueblo de Cuba, ingresó en la OEA y que este ingreso, estuvo refrendado por la voluntad del pueblo así representado. Cuando la OEA expulso al régimen castrista de su seno, no se percataron que esta expulsión desprotegía a ese pueblo.

Felizmente, en el caso venezolano no ha sido así y esperemos que no suceda en un futuro. Por ahora, este pueblo debe ser respaldado por los estados miembros de la OEA, en una forma que no fue posible cuando se expulsó al régimen castrista y por carácter transitivo, al pueblo cubano.

Entonces, se dio la oportunidad primada cuando el pueblo cubano quedó desprotegido y el régimen castrista aprovechó esta oportunidad, para encarcelar y matar sin límites, con el apoyo incondicional del imperio soviético que también aprovechó la opción que le fue facilitada, para instalar su portaaviones a cien millas y más de las costas estadounidenses.

En Venezuela, el castro-chavismo encabezado nominalmente por Nicolás Maduro se apresta a matar. Aunque oficialmente no cuenten con una ‘fría y eficiente máquina de matar’, pandilleros armados asalariados del Ministerio del Interior castrista y de sus fuerzas armadas, refuerzan a marginales y elementos de los cuerpos armados chavistas en la represión y el asesinato de manifestantes pacíficos desarmados.

Quizás este sea el mejor momento para que el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) vaya en defensa de Venezuela y del pueblo venezolano, que no han sido sacados de la OEA, para la frustración mayor de los enemigos de la democracia y la libertad en las Américas. Libertad y democracia amenazadas hoy más que nunca, desde La Habana y desde Caracas. TIAR debe detener la fuerza invasora del castrismo en Venezuela

No puede permitirse que la recién inaugurada ‘Asamblea Prostituyente’, liquide la libertad y el derecho del hermano pueblo de Venezuela. Sin libertades y derechos ciudadanos, Venezuela al igual que Cuba en la actualidad, no será socialista ni capitalista. Todo continuará como coto privado, desastrosamente administrado, sustentado por mano de obra esclava, y cuyos dueños representarán muy pronto una amenaza mortal para sus vecinos y entre ellos, los propios Estados Unidos.

Nadie olvide que si hoy Corea del Norte amenaza con misiles desde el Asia, Fidel Castro permitió la instalación de misiles nucleares que amenazaron a los Estados Unidos a cien millas más o menos de las costas de los Estados Unidos, en 1962. ¿Podría alguien asegurar que algo similar no ocurra desde Venezuela o desde la propia Cuba?

Que no se permita a la dictadura venezolana el establecimiento de los amarres totalitarios que pretende, con el asesoramiento y el patrocinio del castro-fascismo, hoy capitalista.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*