Cultura

La Esquina del Lector: Cajal, historia de un hombre

El Vedado, La Habana, Aleaga Pesant, (PD) “Cajal, historia de un hombre” es una biografía de Santiago Ramón y Cajal, escrita por un médico y admirador suyo de nombre Santiago Loren, publicada en 1952, con motivo del centenario del nacimiento del científico español que obtuvo el Premio Nobel de medicina en 1906.

Santiago Lorén Esteban (1918-2010) fue un médico y escritor español ganador en la segunda edición del Premio Planeta (1953), por Una casa con goteras. Sirvió en la milicia en el bando nacional durante la Guerra Civil atendiendo heridos. Al finalizar la guerra estudió medicina. Sin embargo, tuvo una carrera literaria polifacética. Hizo guiones de radio y televisión, además de asesorar series de televisión sobre la vida de su admirado Don Santiago Ramón y Cajal. Además fue profesor de historia de la medicina en la Universidad de Zaragoza. Fue reconocido como hijo ilustre por el ayuntamiento de Zaragoza en 1991.

Llama la atención que su libro “Cajal, historia de un hombre”, no aparezca en los anales de enciclopedias como Wikipedia, que ni siquiera lo menciona. Una razón puede ser que en su machón en la segunda página reza: “Edición Integra/ Licencia editorial para el Círculo de Lectores/ por cortesía del autor. /Queda prohibida su venta a toda persona que no pertenezca al círculo. / Santiago Lorén, 1954.”

En su libro, el Dr. Lorén no se circunscribe a narrar la historia personal de Santiago Ramón y Cajal. Hace una fotografía nada halagüeña de la España de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Dice en la página 209: “Victoriano, un típico representante de los españoles de su tiempo – hombres conscientes de la decadencia de España, pero escépticos y desesperanzados –, se encogió de hombros.”

Lorén narra la corrupción y la inmoralidad entre el ejército español durante la Guerra de los Diez años en Cuba al referirse al tiempo en que Santiago Ramón y Cajal estuvo destacado en la trocha de Júcaro a Morón.

Interesante que las fechas de la presencia de Don Santiago en nuestra patria, entonces provincia de España, no coincide con las fechas que se manejan actualmente. Y me inclino a pensar que lleva razón el Dr. Lorén en su cronología por los tiempos y los tempos en que ocurren los hechos que narra.

Es un libro de admiración infinita al biografiado, lo que no le quita un mínimo de gracia y ligereza a la hora de leerse, aunque contenga un chauvinismo propio de la era franquista.

Sus 318 páginas las leí convaleciente de mi operación en el Hospital Frank País, gracias a la cortesía de ese erudito amigo que responde al nombre Jorge Luis Gonzales Suarez, hombre sensible que puso en mis manos la historia asombrosa y bien contada de uno de esos hombres que permitió uno de esos grandes saltos de la humanidad en la esfera de la ciencia.
aleagapesant@nauta.com; Aleaga Pesant

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*