Política

La líder del Movimiento Damas de Blanco habla sobre nuevas modalidades represivas Cuba adentro

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Berta Soler Fernández, líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco denuncia y expone las nuevas modalidades en el accionar represivo del régimen militar totalitario castrista, que llevan adelante sus órganos especializados en este rubro dirigidos por el Ministerio del Interior y su rama primada, la policía Seguridad del Estado (DSE) con la participación subordinada de la llamada Policía Nacional Revolucionaria, (PNR) y los elementos marginales agrupados en las Brigadas de Respuesta Rápida y otras bandas parapoliciales de ese corte.

Ha habido un crecimiento exponencial en la represión ciudadana interna que ejerce el régimen castrista contra la oposición pacífica interna, a despecho de la más reciente normalización de las relaciones bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos. Esta normalización avanza y sin embargo en Cuba, las violaciones de Derechos Humanos crecen exponencialmente como se señalaba anteriormente.

En busca de visiones y perspectivas sobre el tema, la líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco ofrece sus puntos de vista y los puntos de vista de su organización.

Juan González Febles: ¿Cuál es la situación con los nuevos procedimientos represivos echados a andar por el régimen militar contra las Damas de Blanco?
Berta Soler Fernández: El régimen cubano tiene un nuevo modus operandi. Se trata de arremeter contra las familias de las Damas de Blanco, porque se ha dado en proclamar que “va a acabar con las Damas de Blanco”. Para esto, tocan la parte más sensible en las mujeres, su talón de Aquiles: sus hijos y sus maridos. Este es el talón de Aquiles para las mujeres que integramos este movimiento femenino, pacífico y no violento de las Damas de Blanco. Solo salimos a las calles a ejercer nuestras libertades y entre tantas, la libertad religiosa y la de manifestación pacífica, no violenta.

JGF: ¿Qué pasó exactamente con Lismeirys Quintana Ávila?
BSF: Aprovecharon que su esposo, Enrique Díaz, periodista, fotorreportero y realizador independiente, viajó con carácter temporal hacia los Estados Unidos y ausente Enriquito, como le decimos, arrestaron de forma arbitraria a Lismeirys Quintana Ávila cuando se dirigía a la sede nacional del Movimiento Damas de Blanco para asumir su guardia, como se hace a diario en la sede nacional. Mientras los niños, (sus hijos) estaban a la espera de que llegara su madre, dos agentes de la Seguridad del Estado se acercaron a miembros del Comité de Defensa de la Revolución (CDR) del área o la zona donde reside Lismeirys y dijeron que iría presa, que habría un juicio, que el padre de los niños les había abandonado porque había salido del país, que los niños quedarían solos porque ella sería encarcelada y ellos, quiero decir, el Departamento Seguridad del Estado, se haría cargo de estos dos menores, un varón de once años y una hembra de dieciséis años.

JGF: ¿Pero, qué sentido tendría todo esto?
BSF: Esta es una patraña más del régimen cubano contra mujeres indefensas que solo quieren la libertad del pueblo de Cuba, de todos los presos políticos. No nos dejaremos amedrentar. Podrá haber alguna que sea abatida por el miedo y que decida retirarse para proteger a la familia. Pero sabemos que todas las que decidan quedarse, lo harán y continuarán con esta lucha que comenzamos en 2003 las Damas de Blanco por la libertad de todos los presos políticos y la libertad del pueblo de Cuba.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Un comentario

  1. Realmente abusivas las represiones del régimen castrista. Pobre pueblo cubano. Hace falta valor y estoica resistencia para no dejarse chantajear. Esto nos da la verdadera dimensión del héroe. Esas son nuestras mujeres. Las Damas de Blanco no pueden desaparecer. El mundo democrático está con ustedes. Gracias Juan González por tu fantástica contribución a la Libertad de Cuba

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*