Internacional

La Posición Común: Otro cuento de camino

457_embajador-hernan-portelaSantos Suárez, La Habana, Frank Cosme, (PD) La Unión Europea y Cuba fijaron para el 12 de diciembre la fecha para firmar un acuerdo bilateral que sustituirá la posición común.

Al respecto, el embajador de la UE en La Habana, el Sr. Hernán Portocarrero, declaró entre otras cosas, que “la incidencia económica no es inmediata porque no es un acuerdo de libre comercio”.

 Muchas han sido las peticiones a la UE para que no anule la Posición Común que han realizado diversos integrantes de la oposición cubana en varios foros internacionales,  asimismo, para que tome en consideración el requerimiento al gobierno cubano para que respete los acuerdos sobre DH ratificados en la ONU en 2008, pero no han sido tomadas en consideración.

Supuestamente, esta Posición Común pedía al gobierno cubano el cumplimiento que ratificaron de  los acuerdos de la ONU en relación a la libertad de expresión, de prensa, etc.

La Posición Común condicionaba que el no cumplimiento conllevaba sanciones de varios tipos, entre ellas, las económicas.

Una de estas últimas peticiones fue realizada por Guillermo Fariñas. Casi recién salido de su última huelga, volvió a señalar el acoso y golpiza a opositores que se ha recrudecido después del deshielo con los EU y la propia UE.

Pero regresemos al Sr. Portocarrero y su afirmación de que “la incidencia económica no es inmediata”.

 Muy pocos en el exterior y Cuba no parecen haberse percatado de que sin mucho bombo y platillo, países de la UE llevan años en Cuba haciendo negocios.  Se ha echado en saco roto también el artículo publicado hace 6 años (12 de ago 2010) en el Nuevo Herald por el ex-embajador británico Paul Webster Hare, donde desenmascara esta llamada Posición Común.

Para refrescar la memoria y para aquellos que no se fijaron en esta observación, aquí está en síntesis las afirmaciones del embajador británico hechas en una época en que todavía Gran Bretaña pertenecía a esta unión de países europeos: “Desde 1996 muchos ministros europeos han visitado Cuba y funcionarios cubanos la UE. La UE ha patrocinado programas de intercambios científicos, educativos, deportivos, culturales, turísticos y de inversiones comerciales”.

 Así que el discurso del embajador Portocarrero fue pura demagogia: la UE lleva comerciando con Cuba hace 2 décadas, además de los intercambios de todos tipos señalados por Webster Hare.

España es el principal país inversor en este conglomerado de naciones con casi 200 empresas, 40 de la cuales solo son del País Vasco. Dominan casi todos los hoteles, tienen empresas mecánicas, navieras, gráficas y hasta el agua potable de la capital.

Pero no solo España. Otros países de la UE se han establecido aquí a la sombra de la llamada Posición Común.  En el año 2013 la agencia EFE publica que el comercio bilateral se elevó a un 8% y el intercambio comercial llegó a 4,061 millones de € con estos países que la integran.

El tan llevado y traido puerto del Mariel y la Zona Especial de Desarrollo tiene actualmente 19 empresas, 10 con capital extranjero 100%, 4 mixtas, 4 cubanas y 1 como asociación económica internacional. De estas, 10 con capital extranjero; la mayoría (6) son de la UE, pertenecientes Francia,  Holanda (2), Bélgica (2) y España.

Fuera de esta zona existen muchas también establecidas en Cuba. Los franceses tienen la Pernod-Ricard. Accor, Total, Alstrom, Alcate, Lucent, Air France.

La Bouyguez, también francesa, firmó contrato para ampliar el aeropuerto de La Habana, y la Colas-Raid también de Francia, para rehabilitar las redes ferroviarias.

La Unilever de Holanda, que desapareció por 4 años, ahora está montando una fábrica a un costo de 35 millones USD en la zona del Mariel.

En una noticia del 5 de noviembre del 2016 se supo que el Banco Europeo de Inversiones esta en gestiones para hacer su entrada en Cuba.

Noticias de este tipo están apareciendo en la prensa exterior y hasta en Cuba desde que se estableció la llamada Posición Común. Luego entonces se confirma lo declarado por el ex embajador británico y se demuestra también que casi nadie ha advertido este bluff de la Posición Común. Los hechos lo demuestran con la cantidad de empresas de la Unión Europea establecidas hace años en Cuba.

Muchas noticias de estos últimos tiempos también reflejan el nerviosismo que tienen algunos mercaderes de esta aglomeración de países, sobre todo de España, por el temor a una llegada vertiginosa y abarcadora de las compañías de Estados Unidos a Cuba.

Uno de esos artículos publicado en una revista especializada en temas económicos, -evidentemente una propaganda para estimular a los inversores indecisos-, entre sus comentarios nos dice: “Cuba ha sido siempre un enclave económico con un excelente posicionamiento geoestratégico”.

 Bueno, eso lo sabemos unos cuantos por acá, y el que suscribe publicó un artículo en este mismo semanario hace 4 años titulado “El Portaviones” (PD-238).  

Parafraseando al articulista, ese “excelente posicionamiento estratégico” nos ha traido más sinsabores que dichas por la ambición de muchas naciones por este portaviones terrestre, que no solo es la llave del Golfo sino de las Américas. Un problema que la generalidad de los cubanos siempre hemos pasado por alto.

glofran864@gmail.com; Frank Cosme

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*