Editoriales, Opinión

La preocupación sobre tener y no tener dinero es solo para castristas, editorial 496

La Habana, Cuba, Redacción Hab, (PD) Circula ampliamente la filtrada por el gobierno y muy promovida Conferencia impartida por el primer vicepresidente, no electo por nadie, Miguel Díaz Canel Bermúdez, a cuadros de dirección del partido único. Este pronunciamiento, encontró una acertada respuesta por parte de Estado de Sats y su líder, Antonio González Rodiles. La misma, fue dada a conocer, desde un excelente audiovisual realizado por Ailer González y Claudio Fuentes y producido por Estado de Sats. Allí son destacados el cúmulo de imprecisiones y despropósitos desbarrados a tan alto nivel por el Sr. Canel, que se proyecta como un eventual próximo presidente, también sin haber sido elegido por nadie.

Entre las tonterías e idioteces expresadas por el primer vicepresidente, a tan disciplinado, obediente y silenciado auditorio, hubo una que marca pautas. Se refiere Canel a que la oposición pacífica interna funciona por dinero. Expresó que si pudieran cortar el dinero, se acababa todo.

No es la oposición pacífica interna cubana, la prensa nacional independiente, ni la sociedad civil contestataria la que hoy día dispone en Cuba de espacios y palacetes repartidos como botín por el felizmente difunto ex dictador Fidel Castro. Tampoco disponen de flamantes automóviles, Peugeot, Toyota, Mercedes Benz, Nissan, VW, etc., muchos equipados con climatización artificial, que ninguno entre sus detentadores adquirió con el fruto honrado de su trabajo.

Entre otros, se trata de la guardia pretoriana y revolucionaria, agrupada en el llamado Ministerio de las Fuerzas Armadas. Guardia Pretoriana, que no ejército constitucional, compuesta en su mayoría por generales sin batallas y almirantes, vice almirantes y contra almirantes sin singladuras. El único mérito primado que les iguala, consiste en ser leales a ultranza a su añoso Calígula. Además, están presentes, los pandilleros asalariados del denominado Ministerio del Interior. Esos que golpean, reprimen y abusan de opositores pacíficos desarmados o indefensas mujeres, solo a partir de su disposición a cumplir órdenes criminales, que regularmente les llegan sin el respaldo de ley alguna.

Los pandilleros del Interior, se mueven y funcionan en el mejor estilo de los pandilleros clásicos que en su momento sirvieron a Al Capone, Luciano, Anastasia, etc., estilo renovado por Pablo Escobar, Chapo Guzmán y los sicarios de FARC-EP. La integran elementos vinculados con escándalos internacionales como el Panamá Papers, Odebrecht, o a narco traficantes, como el también felizmente difunto, Escobar Gaviria o a la nueva estrella de esa pasarela, Chapo Guzmán.

El Sr Canel construyó su discurso y en el mejor estilo de la realeza mediática internacional, se refirió para ello, a dos medios de prensa, que en su opinión funcionan, solo por disponer de dinero abundante para ello. Uno de ellos, la plataforma ‘On Cuba’ y el otro o la otra que contó con su mención, fue la ayer blogger y hoy periodista Yoani Sánchez.

Canel prometió censurar a ‘On Cuba’, pero no hizo mención sobre otros periodistas que desde Cuba hacen su trabajo, sin recibir dineros, menciones, premios o condecoraciones. Informadores que hacen su trabajo, solo afirmados en su derecho a ser honrados a pensar, hablar e incluso escribir sin hipocresías, ni miedo.

Quizás el Sr. Canel ignora además, que las heroicas mujeres de blanco golpeadas y reprimidas por sus pandilleros asalariados, disponen de solo lo necesario para comer y no siempre pueden pagar las multas injustas y leoninas que les son impuestas. Que muchos entre los opositores que a pecho descubierto, recuperan las calles de todos los cubanos, no disponen de ese dinero a que hace referencia.

El otro dinero real, del que no habló, es aquel heredero de la corrupción vinculada con las altas esferas del poder castrista. Esferas que en su momento, exigieron que el estado castrista adquiriera poderes dictatoriales. Para ello, en su momento demandaron orden, disciplina y control social absoluto, desde la promesa falsa y siempre incumplida de garantizar el crecimiento y el bienestar económico de la población. Lo cierto es que la dictadura militar totalitaria implantada desde el 1ro de enero de 1959, nunca ha tenido, tiene, ni tendrá entre sus prioridades, garantizar bienestar y calidad de vida adecuada al pueblo de Cuba.

Diaz Canel construyó su discurso, para garantizarse la herencia y la instauración sólida del neo castrismo. Téngase en cuenta que, Fidel Castro fue alguien que -desde una falta de escrúpulos absoluta- estaba dispuesto a sacrificar lo que fuera y considerara necesario, en aras de lograr sus objetivos. Pero tampoco quede duda que tanto sus objetivos como los medios para lograrlos, fueron avalados por los poderes antidemocráticos internacionales, como lo fue en su momento el imperio soviético. Fidel Castro encapsuló -voluntaria o accidentalmente- lo peor del espíritu de su época.

Si como afirman muchos, es posiblemente cierto que sin Fidel Castro, el castrismo no habría sido lo que fue, no es menos cierto que sin un entorno internacional conjugado por la permisibilidad estadounidense, nunca lo hubiera logrado. Lo más acuciante para el Sr. Canel y la élite de poder castrista es en estos momentos, garantizar la permisibilidad estadounidense, tanto en Cuba como en Venezuela.

Entonces, no se trata de tener y no tener dinero, es solo tener o no tener vergüenza. No se trata solo de defender la tenencia de palacetes, autos, viajes y cuentas secretas en selectas madrigueras fiscales, en nombre de una inexistente revolución. Se trata de garantizar la herencia en manos de los herederos sin gloria de la pandilla armada que se hizo propietaria de Cuba en 1959. Quienes se afirman solo en la preocupación de no perder el dinero obtenido como botín sin gloria, son solo los castristas que como el Sr. Canel, pretenden retener el poder absoluto a toda costa y a todo costo.
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción Habana
Fotograma de audiovisual realizado por Ailer González y Claudio Fuentes y producido por Estado de Sats.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*