Cartas a Modesto, Economía

La primera carta del año

Lawton, La Habana, Paulino Alfonso, (PD) Sr. Modesto: Ya vislumbro su mutis político. Por lo mismo y porque sobre el futuro de su gestión, he escrito con demasía, voy a ser breve y no tocaré ni el embargo ni el pobre desempeño de la economía cubana. Tampoco me referiré a la enorme expectación que todos, tanto tirios como troyanos, tenemos sobre la futura actuación de Donald Trump con relación Cuba, ya que sería especulación más.

Dicho esto, solo me limitaré a hacer un pronóstico sobre sus únicas posibilidades de salvar al menos su honrilla en este incierto y aciago para usted 2017.

Pasemos sin más preámbulos al pollo del arroz con pollo.

De lo poco que informan sus triunfalistas medios se puede inferir que lo único que progresa en Cuba es el turismo, que el saliente presidente Obama hizo que mejorara a golpe de decretos, lo que le ha permitido a usted suplir en algo la baja de sus otrora ingresos millonarios.

Recientemente fueron concretados negocitos referentes a la venta carbón vegetal (de marabú), miel de abeja y medicamentos, pero esto en un monto que solo representa un ínfimo aporte a sus siempre insaciables arcas. Como diría el refrán, frijol en boca de león.

Por suerte para usted, cuenta con el pago por los servicios médicos que exporta a 60 países del Tercer Mundo, las salvadoras remesas, los vuelos de aerolíneas yanquis e incluso el menguante subsidio que contrario a sus deseos, envía un desesperado Maduro.

Descontados los pagos que Ud. se ve obligado a abonar de sus deudas, el total de sus ingresos netos por exportación no rebasa los 4,500 millones de dólares, una cifra muy por debajo de sus ambiciones.

Por todo lo anterior es que le aconsejo que abandone las trincheras fidelistas, vea el mundo de forma pragmática y establezca un dialogo real con los yanquis.

Encuentre la única salida que le queda abierta a su régimen fallido, brutal y esquizoide y súmese al concierto de casi todas las naciones del mundo, incluso Venezuela, que respetan las libertades individuales, a diferencia de los países islámicos, el obeso Kim Jong Un y otros tiranuelos de poca monta que son sus grandes amigos y aliados.

De lo contrario, usted junto con su corte de fantasmas, difuntos y flores, no prevalecerán.
Paulino Alfonso; palfonso44es@gmail.com

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*