Sociedad

La procesión de Cristo Rey

El Cerro, La Habana, Raúl L. Fonseca, (PD) El día de Cristo Rey, el 26 de noviembre, coincidió con las elecciones para delegados de las circunscripciones y por consiguiente, hubo que adelantarla.

Por segunda vez, el régimen entorpece esta celebración de la Iglesia Católica.

En el 2016, al anunciarse la muerte de Fidel Castro, el día 25 de noviembre, se prohibió entonar cantos en la misa dominical. Para ello, en las diferentes iglesias había personas que cooperaban con la Seguridad del Estado, con el fin de controlar la situación. El pueblo estuvo obligado a mostrar “mucha tristeza” por la muerte del dictador.

La parroquia de Cristo Rey se encuentra ubicada en la calle Ermita entre Lombillo y San Pedro, cerca del Policlínico Plaza, que fuera la antigua clínica Caridad del Cobre. Su territorio abarca casi todo Nuevo Vedado y parte del Reparto Ayestarán. En esa zona radica el poder político del país. En el municipio Plaza de la Revolución hay más de media decena de ministerios.

El cementerio de Colón pertenece a esta importante parroquia.

Desde 1970 la Solemnidad de Cristo Rey se celebra el último domingo, per amnum, es decir el quinto domingo anterior a la Navidad (25 de diciembre). Por lo tanto, su fecha varía u oscila entre los días 20 y 26 de noviembre.

Desde el Concilio Vaticano II esta festividad cierra el año litúrgico, también denominado ciclo litúrgico, año cristiano o año del Señor.

Este año la festividad debía celebrarse el domingo 26, pero según las autoridades eclesiales y laicas, la procesión no pudo efectuarse ese día por realizarse las elecciones del Poder Popular. Una causa dudosa, puesto que tradicionalmente, la procesión sale a después de las 5 de la tarde, hora en que la mayoría de los colegios electorales ya están al cerrar.

Son bien conocidos los “métodos” que tiene la gerontocracia militar para que todos voten y bien temprano.

Más bien la prohibición estuvo relacionada con el primer aniversario de la muerte de Fidel Castro, pues otras actividades festivas y/o culturales han sido suspendidas.

De todas formas, su hermano Raúl Castro prefirió irse a dar el pésame a la familia de Armando Hart y no estuvo presente en el acto de recordación del fallecido, al que de forma popular llaman “La Piedra”.

Por su parte, la Iglesia Católica sigue aguantando villas y castillas, porque la participación de los fieles fue muy poca, debido a que no hubo una buena información y coordinación.
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Raúl Lázaro Fonseca; Teléfono: 53452139
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*