Sociedad

Las Cadecas

El Cerro, La Habana, Emaro (PD) Las Cadecas son esos quiosquitos donde cambian monedas. O perdón, me he expresado mal: no cambian monedas, o sea fraccionario, solo cambian las monedas de 1 CUC, las llamadas morrocotas exclusivamente. Usted puede llegarse hasta una de sus ventanillos con un camión de euros o dólares en moneda fraccionaria y no se los aceptan. Las Cadecas solo cambian billetes.

En todos los países es normal que existan casas de cambio, pero no me consta que en otro país existan dos monedas legales establecidas por el gobierno para sus ciudadanos.

Hay casos como el panameño: circula legalmente el dólar, pero la moneda oficial es el balboa. El dólar es un comodín, debido al tipo de economía de Panamá, por donde pasa casi todo el comercio mundial. La fuerza de la costumbre y la conveniencia ha hecho aceptar este tipo de doble tránsito monetario en Panamá.

¿Qué sentido tiene que dentro de Cuba, tan aislada como está, existan dos monedas legales?

Con el Cup le pagan a la gran mayoría de los trabajadores, pero se vende la mayoría de las cosas en Cuc, veinticinco veces más caro, a esos mismos trabajadores, quienes se ven obligados a acudir a una Cadeca, aunque no hayan llegado del extranjero.

Hoy, sentado frente a uno de estos estanquillos en espera de que avanzara la cola pues funcionaba una sola de las ventanillas y necesitaba Cup para comprar algo en un mercado agropecuario estatal (que no acepta Cuc, aunque es legal), me preguntaba por qué los cubanos tenemos que pagar para utilizar alguna de nuestras dos monedas.

Usted va a comprar Cuc y se los venden a 25 Cup. Usted va a comprar Cup y se los venden a 24 pesos el Cuc. ¿Por qué? En cada transacción Cadeca gana un peso Cup por cada peso Cuc, y hace millones al día esquilmando a los cubanos, quienes nos vemos obligados a gastar aún más de nuestros muy diminutos salarios para poder adquirir los Cuc, o los Cup.

Parece que nos están robando, pues no veo la necesidad de estar cambiando monedas de atrás para adelante y de adelante para atrás dentro de las mismas fronteras, sin siquiera habernos dado un viajecito al exterior.

A pesar de que Cadeca es una empresa millonaria, siempre hay cola en sus estanquillos, porque falta una cajera, o faltan las dos, o no abren a la hora indicada, o paran a media mañana para hacer un arqueo de una hora, y los clientes tienen que permanecer al sol, alejados de la entrada y vigilados por el custodio que mira con mala cara, etc.

¿Alguna vez considerarán siquiera un poco a quienes les generan tanto dinero?
eduardom57@nauta.cu; Eduardo Maro

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*