Destacados Primera Plana, Editoriales, Opinión

Las pesadillas políticamente correctas del momento, editorial 471

La Habana, Cuba, Redacción, (PD) Más allá de cartas, declaraciones, de las ONG, la ONU y la OEA, coexisten con el mundo democrático pesadillas políticamente correctas consagradas en su existencia por democracias europeas e incluso por la nación líder del mundo libre, los Estados Unidos de América.

Entre tales pesadillas destacan Corea del Norte, Irán, estados fallidos africanos que algunos enuncian como tribus con bandera y escudo nacional, regiones sin ley y en estado de guerra y violencia permanente e incluso, entre ellas, el régimen militar totalitario castrista.

Este último, con justicia, se ha ganado las palmas, porque aunque cada una de las pesadillas reseñadas se afirma en un antiimperialismo y anti americanismo declarado, quien único ha logrado colocar sus espías en los Estados Unidos, hasta en el Pentágono, ha sido el régimen militar totalitario castrista. Este es un mérito que no debe ser pasado por alto.

Noticias recientes apuntan como Jane Soomer, secretaria general de la Asociación de Estados del Caribe, en visita oficial en La Habana, dijo que, “las ideas del líder histórico de la ‘Revolución Cubana Fidel Castro sobre la unidad y el respeto hacia el Caribe siguen vigentes en la Asociación de Estados del Caribe (AEC)”.

Si a esto sumamos los elogios pronunciados por el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, a raíz del fallecimiento del ex dictador cubano en 2016 y el reconocimiento y el apoyo brindado a la dictadura castrista por la Unión Europea desde la gestión de la Sra. Federica Mogherini que culminó con la abrogación de la Posición Común, entre otros ejemplos de este corte, no queda más que concluir que existen pesadillas nacionales políticamente correctas, con las que el Occidente democrático está dispuesto a convivir.

La convivencia en ocasiones ha resultado riesgosa y el 9-11 constituye un recordatorio oportuno de estas circunstancias.

Desde 1959 el régimen militar castrista se ha expandido por las Américas, rimero con guerrillas terroristas, y más tarde con toda una gama de variantes en que las que no faltaron el narcotráfico, los sobornos y la asistencia ‘solidaria’ en salubridad, educación, etc., que consiguieron mayoritariamente que las pesadillas fueran pesadillas políticamente correctas para su aceptación en una amplia gama de cenáculos políticos, diplomáticos y financieros europeos y estadounidenses.

El último campeonato mundial de ajedrez femenino que tuvo lugar en Teherán, Irán, ha marcado una interesante pauta. Las trebejistas se vieron obligadas a usar la burka para participar en el certamen.

Sucede que hasta donde sabemos, a ninguna mujer musulmana en Europa, Estados Unidos, América Latina, etc., se les obliga a usar crucifijos o cosa alguna ajena a su identidad. Y entonces, ¿por qué en Teherán sí? ¿Cuál es la razón para la convivencia con esta exclusión o con esta pesadilla?

Es de sobra conocido que el régimen militar totalitario castrista se sostiene desde la represión, la violencia, la muerte, la exclusión, el chantaje, el soborno, la amenaza y la miseria que ejerce contra el pueblo y la sociedad cubana. ¿Qué es lo que hace a esta pesadilla ser una del tipo políticamente correcta? ¿Cuál es el secreto para que la tolerancia con este régimen se imponga?

La respuesta podría ser que este es el momento para las pesadillas políticamente correctas y nada más.
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción Habana

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*