Sociedad

Llueve sobre mojado en Manzanillo

Manzanillo, Granma, Dr. Santiago Emilio Márquez, (PD) En Manzanillo, Granma, hay dos entidades estatales que dado los importantes servicios que brindan a la población y las reiteradas dificultades que año tras año presentan sin solución, provocan muchas quejas e insatisfacciones: la Empresa de Acueducto y Alcantarillados y la Empresa de Servicios Comunales.

El año 2016 cerró -a juicio de la casi totalidad de los manzanilleros- con servicios pésimos y ciclos de distribución de agua muy largos.

Persiste el gran número de salideros sin solución por falta de roscones, válvulas, bridas y porta bridas, pues son piezas de importación. Cuando pueden contar con ellas, no son de muy buena calidad.

Continúan pozos sin funcionar, como los de la zona de Cayo Redondo: en la actualidad, de siete pozos solo dos funcionan.

Fue en Manzanillo, el único lugar de la provincia Granma, donde se priorizó la instalación de metros contadores, que según funcionarios de la empresa incentivarían el ahorro de agua.

En relación a la limpieza de las fosas, hay grandes limitaciones, pues solo cuentan con un carro y en estos momentos han traído otro de apoyo. Hay 84 fosas pendientes de higienizar, con el servicio ya cobrado y otras 216 reportadas.

En las zonas que no cuentan con servicios de agua, esta es suministrada por carros pipas; pero solo existen cuatro, que no alcanzan para garantizar el servicio para todas las personas que se encuentran afectadas.

En Manzanillo la calidad del agua no es buena, pues se contamina con los muchos salideros.

Comunales, de una plantilla de 1012 trabajadores, solo cuentan con 850 plazas aprobadas, Tienen un total de 18 zonas y en lugares como Troya, San Francisco y en las zonas 2 y 5, se recoge la basura con carretones de tracción animal. En la Ciudad Pesquera también utilizan este método, pero allí las dificultades se acrecientan, porque solo cuentan con tres carretas.

Hay sitios donde existen vertederos como en la zona 48 y en la parte alta de la ciudad. En el Consejo No.1 se pasaron 19 días sin que se recogiera la basura.

Otra cosa que afecta las calles de la ciudad es el estiércol que arrojan los caballos de los famosos coches. Esto se hace más notorio en las calles Cañada y Tivoli.

En el Paseo de la calle Martí, que es un punto emblemático del pueblo, existen salideros, mosaicos rotos así como balaustradas deterioradas. La fuente allí ubicada necesita ser higienizada y se dio por terminado el cuidado de la jardinería.

A pesar de estas necesidades y limitaciones, el presupuesto asignado a los servicios comunales es menor que el del año pasado: recibirán medio millón de pesos menos para desarrollar nuevas tareas, así como las pendientes.

Así, estas empresas poco podrán hacer para tener un mejor desempeño en beneficio de la población.
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Santiago Emilio Márquez; móvil: +53523574953
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*