Cultura

Los excluidos

El Vedado, La Habana, Aleaga Pesant, (PD) El hombre sufre en el suelo. Cuatro adolescentes lo golpean con rudeza por el placer de la violencia, no por robarle su cartera, aunque un poco de dinero es bien recibido. Es la Viena de la postguerra y la ocupación soviética. Dos chicos y dos chicas, llenos de odio y temores contra una sociedad que ni comprenden ni les interesa comprender. Y no es un problema de clases sociales, como dirían los marxistas. Los padres de esos jóvenes que estudian en el liceo van desde la sangre azul de Sophie Von Pachhofen, la obrera comunista de Hans Sepp, pasando por los hermanos Witkowski, Anna y Rainer, hijos de un ex oficial SS, al que le falta una pierna, nazi criminal de guerra.

Esa es la esencia de Los excluidos, un apasionante y duro relato de la austriaca Elfried Jelinek, merecedora del Premio Nobel de Literatura por el conjunto de su obra en el año 2004, por el flujo musical de voces y contra voces en sus novelas y obras de teatro. Novelista, poeta, dramaturga, traductora, guionista, ensayista y activista femenina, es miembro de la Academia Alemana de la Lengua. Su obra más notable es La pianista, que llevada al cine, se convirtió en uno de los filmes austriacos más exitosos.

Popular tras su novela Los Amantes (1975), a esa pieza le siguieron La Pianista (1983), Deseo (1989), Los hijos de los muertos (1995) y Obsesión (2000). Entre sus poemarios sobresale Las sombras de Lisa (1967), mientras en teatro están las piezas, Lo que ocurrió después de que Nora abandonara a su marido (1979), Nubes. Hogar (1988), La Central (2003). Tradujo del español al alemán, en 1973, cuentos de nuestros compatriotas Onelio Jorge Cardoso, Guillermo Cabrera Infante y Humberto Arenal.

Por igual se reparten los que admiran y odian a tan prolífica y exitosa autora. Sus obras se consideran un aldabonazo a la sociedad austriaca, que según ella, está dominada por la hipocresía pequeña burguesa y no ha superado su pasado nacional-socialista. Su postura al lado de los más desfavorecidos (fue militante comunista) y en especial su defensa de género, lo considera su baluarte para hacer frente al caos de una sociedad patriarcal y dominada por el sexo.

La excelente traducción que llega a mis manos, gracias a la cortesía del Presidente del Club de Escritores Independientes Víctor Manuel Domínguez, es de Carmen Vázquez de Castro. Fue realizada en 1992 para Radom House Mondadori.

Los excluidos nos invita a adentrarnos en la historia reciente de Austria, que como toda Europa quedó devastada moralmente tras la Segunda Guerra Mundial. Es un relato duro y desgarrador, con final trágico y una hondura psicológica en los personajes que demuestra los vestigios de la violencia más allá de las generaciones que la originaron. Nada mejor que llevar la situación hasta extremos casi insoportables donde los personajes parecen perder su naturaleza de humanos para ser bestias.

En lo personal, este libro me provocó un sano interés por la historia reciente de un país “tan tranquilo”, que muy pocos conocen.
aleagapesant@nauta.cu; Aleaga Pesant

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*