Periodismo

Los paradigmas de los jóvenes cubanos, según el Centro de Estudios de la Juventud

El Vedado, La Habana, Aleaga Pesant, (PD) El Centro de Estudios de la Juventud (CESJ), dirigido por Teresa Viera Hernández, hizo público el pasado día 5 de enero una encuesta en el diario Juventud Rebelde, sobre los paradigmas de los jóvenes líderes universitarios de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

La muestra, que fue hecha pública esta semana, fue realizada en julio de 2016 con “jóvenes, durante un seminario de preparación para dirigentes juveniles en las universidades de todo el país, diseñado por el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas y el Secretariado Nacional de la Federación de Estudiantes Universitaria”.

Entre los paradigmas solo hay un político de la república, y uno de los padres fundadores de la nación. De los demás señalados, la mayoría se distingue por actos violentos o terroristas. Solo uno es un intelectual. No hay entre ellos científicos, humanistas, profesores, académicos, sindicalistas o diplomáticos.

Según la encuesta, entre los paradigmas hay “personas que hoy contribuyen a edificar un país mejor.” Todos ligados de alguna manera al fallecido ex dictador Fidel Castro que afirma tenía lo que llama “un vínculo permanente e indisoluble con el pueblo, su brillante oratoria, magisterio constante y entrega sin límites a la causa de la revolución”.

No se dice quiénes pueden ser esas paradigmáticas figuras para los jóvenes líderes universitarios.

Destaca que entre las personalidades ejemplares de nuestra historia, no aparezcan cubanos negros, ni mujeres. Faltan en la lista patricios como Céspedes, Agramonte, Maceo, Mariana Grajales, Guillermón Moncada, Martha Abreu, Perucho Figueredo, Finlay, o Juan Gualberto Gómez, Julio Sanguily, todos del siglo XIX. Pero tampoco del XX, como Rubén Martínez Villena, Ramón Grau, Jesús Menéndez, Aracelio Iglesias, Roberto Agramonte, Enrique José Varona o Juan Marinello.

Es interesante que tampoco aparezcan personalidades internacionales como paradigmas.

He aquí la lista de los paradigmas y el lugar que ocuparon en la preferencia de los encuestados.

1-Fidel Castro Ruz. (Dictador de Cuba durante 48 años, promotor de la guerra civil y los paredones de fusilamiento). Fue propuesto por lo que dice la prensa oficial y no repetiré aquí.

2-Ernesto Guevara de la Serna (Filibustero argentino, invadió en formación de combate Cuba, el Congo y Bolivia. Ejecutado por el ejército boliviano). Fue elegido por los estudiantes por “la firmeza de las ideas, e intransigencia revolucionaria” y porque “dio a conocer en El socialismo y el Hombre en Cuba los valores que deben distinguir a un joven revolucionario”.

3-Camilo Cienfuegos Gorriarán (Líder guerrillero, asesinado por Fidel Castro). Los jóvenes quieren ser como él, “por ser alegre, dinámico, jaranero, pero a la vez serio, muy revolucionario y responsable, un hombre de pueblo”.

4-Julio Antonio Mella (Líder comunista asesinado en México por sus correligionarios). Los encuestados apuntaron que “por ser un hombre que en poco tiempo hizo cosas grandes por la FEU y el país”.

5-Eduardo Chibás (político populista, se suicidó). Elegido entre los evaluados, pues generó la lucha contra la corrupción política, administrativa y los males sociales.

6-Frank País (Terrorista y asesino, muerto en combate por la policía nacional). Los estudiantes elogiaron “su capacidad organizativa, su osadía y valentía con 22 años de edad”.

7-José Martí (Intelectual. Muerto en combate por la independencia de Cuba).Elegido por ser “un ser superior, casi mesiánico que ha sido inspirador y maestro de los revolucionarios cubanos más destacados que han surgido después en el tiempo, entre ellos Fidel, considerado su mejor discípulo”.

Los argumentos de los jóvenes son estereotipados, clichés, repetidos hasta el cansancio por los medios de comunicación masiva, los centros de enseñanza y las organizaciones progubernamentales. Se entiende que los muchachos y muchachas no arriesgan información y dicen lo que esperan que digan en esas circunstancias sus jefes y operadores. Destaca su falta de honestidad, firmeza o carácter para defender sus ideas y exponerlas razonablemente, por lo que existe una contradicción con los valores de las personas que dicen admirar. Sobresale su ignorancia de la historia, de donde pudieron extraer otros ejemplos, quizás más inteligentes o coherentes con su forma de pensar, como Carlos Marx, Vladimir Lenin, Simón Bolívar o Steve Jobs.

Todo lo anterior me recuerda un reciente artículo de Osmar Hernández, de donde cito un fragmento: “La creación de las escuelas del Partido Comunista para la formación de los llamados cuadros de dirección, lejos de proponerse la preparación de líderes con capacidad para generar iniciativas y ganar la simpatía popular solo ha tenido como propósito la reproducción en serie de policías ideológicos articulados a un mecanismo de control basado en el miedo, los chantajes y en la supresión de cualquier señal de liderazgo nato”.

Buena reflexión la de Osmar Hernández, hecha seguramente antes de los datos aportados por la señora Teresa Viera Hernández, directora del Centro de Estudios de la Juventud.
aleagapesant@nauta.com; Aleaga Pesant

Etiquetas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*