Editoriales, Opinión

Marcar las referencias necesarias a discursos recientes, editorial 487

La Habana, Cuba, Redacción Habana, (PD) El pasado viernes 16 de junio, el presidente estadounidense Donald Trump expresó: “Cuba está gobernada por la misma gente que mató a decenas de miles de sus propios ciudadanos, que buscó extender su ideología represiva y fallida en nuestro hemisferio y que una vez trató de albergar armas nucleares del enemigo a 90 millas de nuestra costa”.

Más adelante acotó, “El régimen de Castro ha enviado armas a Corea del Norte y alimentado el caos en Venezuela, Ha apoyado el tráfico de personas, el trabajo forzado y la explotación en todo el globo”.

La única salvedad que desde esta orilla haríamos a ese discurso es que además, traficaron drogas y pretendieron con estas, destruir la sociedad norteamericana.

Otro elemento significativo es que fueron militares y servidores asalariados de los servicios de seguridad y contrainteligencia quienes en cumplimiento de órdenes dadas en estos sentidos, por el difunto ex dictador Fidel Castro, quienes mataron a miles dentro de Cuba e intentaron extender su ideología represora y fallida en este hemisferio, los que afirmaron o contribuyeron a afirmar en convivencia con el imperio soviético armas nucleares que apuntaron de forma directa contra los Estados Unidos, fueron también quienes enviaron armas a Corea del Norte, alimentan y alimentaron el caos y la muerte en Venezuela, los que traficaron drogas y personas en su momento.

Debe anotarse además que el monopolio militar, en la actualidad, vende a un 200% por encima del precio de adquisición los productos de primera necesidad que vende a la población en las tiendas de venta por divisas que administran.

Entonces, resulta lógico que ninguna persona decente, en conocimiento de todo lo expuesto, se sienta a gusto con la vecindad o en sostener cualquier tipo de negociación con tal contrapartida.

Circulan por acá, materiales firmados por periodistas y blogueros “independientes”, muy bien aupados por The New York Times y la prensa liberal estadounidense y por prestigiosas ONG, como el CPJ, cuya posición en el tema merece ser destacada. En este sentido, deben ser observados con detenimiento: “Donald Trump: ¿Acaso conoce el significado de la palabra dignidad?”, de la autoría de Elaine Díaz, publicado en Polémica Digital y una Nota pública de Cuba Posible del 16 de junio, firmada por Roberto Veiga González y Lenier González Mederos, director y subdirector respectivamente de Cuba Posible. Ambos materiales parecen haber sido purgados por el Departamento Ideológico del “comunista” y único partido gobernante en Cuba.

Cuba Posible en su nota dice textualmente: “Lamentamos la orientación de tal Directiva y que nos avergüenza sobremanera el grotesco “protocolo” organizado para refrendarla. Pronto haremos público un breve análisis sobre el asunto, por demás, peligroso para la nación cubana”.

Lamentablemente, hay más y habrá que esperar que se hagan públicos estos y otros posicionamientos en este sentido. Esperemos que marquen alguna diferencia con el show que organiza la prensa oficial a diario.

Ciertamente, el trabajo de los servicios de seguridad inteligencia y contrainteligencia castristas desde los Estados Unidos es ciertamente más eficiente que lo que logra desde la zafiedad y la brutalidad que caracterizan su desempeño en Cuba. ¡Habrá más!
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción Habana

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*