Cartas a Modesto, Economía

Modesto, Wendy, Peter Pan y el Capitán Garfio

Lawton, La Habana, Paulino Alfonso, (PD) Sr. Modesto: Como a muchos niños de entonces, mis padres me llevaban al Cinecito, ese lugar encantador de la Habana cuando mi Cuba reía.

Confieso que nunca leí el cuento de Barrie, con la película me bastó, tanto, que al cabo de más de 65 años, aun recuerdo muchos de sus diálogos.

Por eso, no es extraño que cuando leí las declaraciones de la dama Wendy, no la del cuento infantil ,sino Wendy Miranda, quien atiende relaciones públicas de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, enumerando las inversiones que hay establecidas en dicha zona, se despertara en mi memoria la historia de Peter Pan, el niño que no quería crecer.

Según Wendy Miranda, desde hace tres años la zona cuenta con 19 empresas, 10 de ellas de capital extranjero, cinco de capital cubano, cuatro empresas mixtas y una asociación económica internacional. Once de ellas están en operaciones y cuatro con sus inversiones avanzadas.

Al parecer, Wendy Miranda, siguiendo órdenes, ocultó algunos detalles importantes sobre estos inversionistas. De ahí que, como cantaban Los Chavales de España, “no sale la cuenta, porque falta un churumbel”.

Para demostrar estas omisiones intencionadas para epatar, solo relacionaré la lista de compañías inversionistas como ¡nuevas! inversiones cuando es conocido que estas operan en Cuba mucho antes de que ni siquiera Fidel Castro lo hubiera soñado. A saber, son:

456_bfiBanco Financiero Internacional.SA. Esta institución bancaria lleva más de 30 años en la isla. Sus inicios siempre han esta rodeados de misterio. El más difundo es que su capital inicial salió de una expropiación del régimen a los Tupamaros, sobre la cual en su momento hubo un hermetismo absoluto y solo se dio a conocer parcialmente en los años previos al derrumbe de la URSS. Hace mucho tiempo que es conocido por los financistas cubanos como “el banco de Dios”, ya que nunca ha respondido al Banco Nacional de Cuba, órgano que según la Ley Organizativa del Estado, es el rector de la política bancaria del régimen. En este banco operan todas las firmas foráneas y extranjeros residentes en la isla. Sus cuentas y operaciones están exoneradas de auditorías que no autorice el régimen.

Financiera Ibero-Americana SA Aunque carece del poder del anterior, en esta entidad se mueven capitales de varias fuentes totalmente incógnitas y protegidas por el secreto bancario. Se conoce en el ambiente financiero como el banco de los gallegos y como el anterior, tampoco responde al Banco Nacional de Cuba. Fue establecido a mediados de los años 90.

Bouygues . Una de las mayores constructoras mundiales, con ingresos multimillonarios, hace 18 años que trabaja para la hotelera Gaviota, perteneciente al Grupo de Administración Empresarial SA (GAESA) de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Hasta no hace mucho, nadie, solo personas muy allegadas al régimen sabían de su existencia. Bouygues ha construido en la isla 20 hoteles y reparado dos aeropuertos para la firma hotelera Gaviota. Actualmente remodela en La Habana un edifico en un hotel de lujo y un aeropuerto en Jardines del Rey en Camagüey.

Brascuba (Imperial Tobacco). Esta firma Brascuba opera en Cuba desde hace 22 años. Inició sus operaciones en Cuba a mediados de los años 90, a través de la firma cigarrera española Altadiss SA, que hizo la inversión y adquirió del régimen una fábrica cigarrera en La Habana. En el año 2000, al comprar el 100% de las acciones, pasó a formar parte de Imperial Tobacco hasta la fecha, con su nombre comercial Brascuba. Este año anunció su interés en construir una fábrica nueva con tecnología de punta en la Zona de Mariel, dada la obsolescencia de la antigua, que data de los años 50.

En aras de la síntesis periodística, creo prudente terminar, pero no sin antes preguntar a usted, señor Modesto: ¿De verdad usted cree que esto no se sabe?

¿Dónde dejó Wendy Miranda a Peter Pan y al capitán Garfio, en el Meliá Cohíba o en Varadero?

Como siempre, me reitero de usted enemigamente suyo.
palfonso44es@gmail.com; Paulino Alfonso

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*