Tecnologia

¿Por qué hay tanto cáncer, retraso mental y presos en Cuba? (I)

West Palm Beach, USA, Ed Prida (PD) Muchas personas cuando lean esto, pueden pensar que lo mismo sucedido en Cuba ha pasado en el resto del mundo. En parte pudiera ser cierto. No desconocemos lo que sucede en el resto del planeta, pero vamos a encontrar significativas diferencias en propósitos e intensidad.

Doscientos años después de la implantación del procedimiento médico de la vacunación, existen corrientes de críticas y detractores de esta práctica universal. Muchos siguen cuestionándose si la interferencia sistemática en el sistema inmunológico puede comportar alteraciones en la respuesta inmunológica normal.

Con la vacunación ocurre lo mismo que pasa en los ecosistemas con el uso de herbicidas, pesticidas, fertilizantes y equipos mecanizados sumamente pesados que compactan los terrenos. Rachel Carson, premio Nobel de Biología en 1962, demostró todo esto muy claramente en su libro la Primavera Silenciosa, La caída de la productividad de los terrenos agrícolas en los países socialistas se debió el uso indiscriminado de fertilizantes químicos y equipos pesados que compactan los terrenos y hacen los suelos impermeables, impidiendo el paso de la humedad necesaria al subsuelo. Estos factores combinados facilitan que los productos agrícolas adquieran altas concentraciones de los tóxicos utilizados contra las plagas y los fertilizantes convirtiendo los vegetales en un agregado de productos altamente contaminados con sabor y forma de vegetales.

Las enfermedades contagiosas y no contagiosas no se han erradicado con el uso de las vacunas, sino que más bien, parecen tener más peso los importantes factores que se han alcanzado con el desarrollo en las áreas socio-sanitaria, medioambientales, económicas y culturales.

La vacunación a escala social aparentemente es un mecanismo de prevención, pero parece que aún no se ha estudiado lo suficiente como para dar una respuesta definitiva sobre sus conveniencias y seguridad.

Para determinar con exactitud qué procesos patológicos son provocados por las vacunas, las investigaciones sobre este campo desde el punto de vista metodológico y practico pueden chocar con muchos sesgos en los factores intervinientes así como los intereses económicos de los laboratorios gigantes, que a nivel global producen dichas vacunas.

Las principales enfermedades atribuidas a la vacunación y los antibióticos son el autismo, el síndrome de muerte súbita del lactante por shock anafiláctico, la disfunción inmunitaria, la diabetes, los trastornos neurológicos (epilepsias, lesiones cerebrales, trastornos del aprendizaje, trastorno por déficit de atención, comportamiento antisocial) y las enfermedades raras del tipo degenerativas. Otros autores subrayan las hipersensibilidades y las alergias.

Lo más llamativo del autismo es que su aparición ocurre en la época en que se les administra las vacunas a los infantes y no hay evidencia de factores genéticos como precursores. Muchos padres, a partir de la vacunación en sus hijos, observan, trastornos de conducta, perturbación del lenguaje, retroceso en sus destrezas. Todo esto empieza a manifestarse a las 4 semanas posteriores a la aplicación de la primera dosis de esta vacuna.

La vacunación de la poliomielitis en los años 50 en Estados Unidos trajo un aumento en la aparición del cáncer sin precedentes a consecuencia de la contaminación de las vacunas durante el proceso de investigación en los laboratorios durante las pruebas en monos. Las consecuencias han sido devastadoras y la bibliografía está a la mano en Internet sobre este fatal accidente en la manufactura farmacéutica.

Ha habido un análisis un tanto superficial del asunto por el sector médico y también la inducción creada por los intereses de los grandes laboratorios farmacéuticos.

En apariencia, la medicina preventiva genera cierta seguridad de no contraer terribles enfermedades.

Los fabricantes de vacunas, que obtienen enormes ganancias, tienen el poder influir en las recomendaciones a favor de la vacunación de toda la población. En general, no investigan los efectos colaterales adversos a mediano y largo plazo.

Después de la puesta en marcha de la vacunación se hace muy difícil demostrar por muchas razones los efectos adversos que pudieran haber provocado.

Como mecanismo general, las vacunas, según fuentes médicas, actúan como inhibidores y esta acción incontrolada podría ser muy buena o muy mala.

Si a un sistema enzimático se añaden sustratos no naturales que impidan la actividad propia de la enzima, se dice que el sistema ha sido inhibido, y el sustrato usado con estos fines se denomina inhibidor. Esto como es lógico trae adversas condiciones a la fisiología y por tanto, se crean condiciones para un desbalance biológico en general en el organismo.

Este es el panorama a nivel global, pero en el caso que nos ocupa, Cuba, han influido directamente muchos factores en el aumento de la población de portadores de diferentes patologías del sistema nervioso y portadores de enfermedades letales, como el cáncer, que se ha convertido en un fenómeno alarmante, y no solo por el estado crónico de sub alimentación como política de gobierno por más de 50 años.
pridaissues@gmail.com; Ed Prida

 

Un comentario

  1. El manejo a nivel “científico-popular” de diversas teorías en debate (sobre todo en ese cajón de sastre que llamamos genéricamente “Internet”); debiera como en cualquier trabajo científico citar fuentes documentadas a partir de expertos, instituciones y publicaciones de punta universalmente reconocidas.
    De no ser así, se pueden generalizar conclusiones que se dan por definitorias sin aportar las fuentes.
    Dar por concluyentes determinadas afirmaciones como “La vacunación a escala social aparentemente es un mecanismo de prevención, pero parece que aún no se ha estudiado lo suficiente como para dar una respuesta definitiva sobre sus conveniencias y seguridad” pueden generar decisiones peligrosas por parte de los adultos -por ejemplo- con relación a la vacunacion de los hijos.

    En Información Científico Medica -como en cualquier sistema informativo- es mandatorio citar las fuentes y su grado de fiabilidad.
    Por ejemplo: La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, con sede en Rockville Pike, Bethesda, Maryland, Estados Unidos es la biblioteca con el acervo médico más grande del mundo. Así es reconocida desde hace muchas décadas por la comunidad de especialistas en Información Científico Medica. En esa institución se creo el Tesauro Medlars para el procesamiento e indexacion de la literatura científico medica y presenta como principal producto Medline; que es posiblemente la base de datos de bibliografía médica más amplia que existe.
    Esa Base de Datos genera su propia enciclopedia en linea -MedlinePlus- que se actualiza con rigurosa periodicidad.
    Relacionando el tema a la actualidad cubana, hay mucha tela por donde cortar, incluidas investigaciones a termino, pero a mi modesto criterio; la tendencia en artículos de opinión no debe configurarse sin ofrecer al lector la posibilidad real de verificar las fuentes así como su credibilidad. Por esa espiral se llega a noticias como “La NASA niega secuestros de niños para enviarlos a Marte” ww.diariovasco.com/sociedad/ciencia/nasa-niega-secuestros-20170704102253-nt.html
    En fin, vamos al pollo del arroz con pollo; MedlinePlus,informa sobre las vacunas:

    “Información general sobre vacunas
    Enviar esta página a un amigo Imprimir Facebook Twitter Google+
    Las vacunas se utilizan para reforzar el sistema inmunitario y prevenir enfermedades graves y potencialmente mortales.

    Información
    CÓMO FUNCIONAN LAS VACUNAS

    Las vacunas le “enseñan” al cuerpo cómo defenderse cuando microorganismos como virus o bacterias lo invaden:

    Las vacunas lo exponen a una cantidad muy pequeña y muy segura de virus o bacterias que han sido debilitados o destruidos.
    Su sistema inmunitario aprende luego a reconocer y atacar la infección si está expuesto a ella posteriormente en su vida.
    Como resultado de esto, usted no se enfermará o puede tener una infección más leve. Esta es una forma natural de hacerle frente a las enfermedades infecciosas.
    Actualmente, están disponibles cuatro tipos diferentes de vacunas:

    Las vacunas de virus vivos usan la forma del virus debilitada (o atenuada). La vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (triple viral) y la vacuna contra la varicela (viruela) son ejemplos.
    La vacuna muerta (inactivada) se hace de una proteína u otros pequeños fragmentos tomados de un virus o bacteria. La vacuna antigripal es un ejemplo.
    Las vacunas toxoides contienen una toxina o químico producido por la bacteria o virus. Estas vacunas hacen que la persona que las recibe sea inmune a los efectos dañinos de la infección en lugar de a la infección en sí. Algunos ejemplos son las vacunas antidiftérica y antitetánica.
    Las vacunas biosintéticas contienen substancias artificiales que son muy similares a pedazos de virus o bacterias. La vacuna conjugada Hib (Haemophilus influenzae tipo B) es un ejemplo.
    POR QUÉ NECESITAMOS LAS VACUNAS

    Durante unas semanas después del nacimiento, los bebés tienen algo de protección contra los microbios que les causan enfermedades. Esta protección se transmite de la madre a través de la placenta antes del nacimiento. Después de un corto tiempo, esta protección natural desaparece.

    Las vacunas ayudan a proteger contra muchas enfermedades que solían ser mucho más comunes. Los ejemplos incluyen tétanos, difteria, paperas (parotiditis), sarampión, tos ferina (tos convulsiva), meningitis y poliomielitis. Muchas de estas infecciones pueden causar enfermedades serias o potencialmente mortales y pueden llevar a discapacidades de por vida. Gracias a las vacunas, muchas de estas enfermedades ahora son infrecuentes.

    SEGURIDAD DE LAS VACUNAS

    A algunas personas les preocupa que las vacunas no sean seguras y que puedan ser dañinas, especialmente para los niños. Estas personas pueden solicitarle al proveedor de atención médica que espere o, incluso, pueden optar por no aplicar la vacuna. Sin embargo, los beneficios de las vacunas superan con creces los riesgos.

    La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) y el Instituto de Medicina (Institute of Medicine) concluyen que los beneficios de las vacunas superan los riesgos.

    Las vacunas, como la del sarampión, las paperas, la rubéola, la varicela y la antigripal en aerosol nasal, contienen virus vivos pero debilitados:

    A menos que el sistema inmunitario de una persona esté débil, es improbable que la vacuna le produzca la infección. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados no deben recibir estas vacunas de virus vivos.
    Estas vacunas de virus vivos pueden ser peligrosas para el feto de una mujer embarazada. Para evitar daño al bebé, las mujeres embarazadas no deben recibir ninguna de estas vacunas. El proveedor le puede indicar el momento adecuado para recibirlas.
    El tiomersal es un conservante que se encontraba en la mayoría de las vacunas en el pasado. Pero ahora:

    Sólo un tercio de vacunas contra la gripe todavía tienen tiomersal.
    NINGUNA otra vacuna utilizada comúnmente para niños o adultos contiene tiomersal.
    Investigaciones realizadas a lo largo de muchos años NO han mostrado ningún vínculo entre el tiomersal y el autismo u otros problemas de salud.
    Las reacciones alérgicas son infrecuentes y normalmente son a alguna parte (componente) de la vacuna.

    CALENDARIO DE VACUNACIÓN

    El calendario de vacunaciones recomendado es actualizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos cada 12 meses. Hable con su proveedor acerca de las vacunas específicas para usted o su hijo. Las recomendaciones actuales están disponibles en el sitio web de los CDC: http://www.cdc.gov/vaccines/schedules.

    VIAJEROS

    El sitio web de los CDC (www.cdc.gov/travel) ofrece información detallada sobre vacunas y otras precauciones para las personas que viajan a otros países. Muchas vacunas se deben aplicar al menos 1 mes antes del viaje.

    Lleve consigo los registros de sus vacunas cuando viaje a otros países. Algunos países exigen estos registros.

    VACUNAS COMUNES

    Vacuna contra la varicela
    Vacuna DTPa
    Vacuna contra la hepatitis A
    Vacuna contra la hepatitis B
    Vacuna Hib
    Vacuna contra el VPH
    Vacuna antigripal
    Vacuna antimeningocócica
    Vacuna triple viral
    Vacuna antineumocócica conjugada
    Vacuna antineumocócica de polisacáridos
    Vacuna contra la polio
    Vacuna contra el rotavirus
    Vacuna Tdap
    Vacuna antitetánica
    Nombres alternativos
    Vacunaciones; Inmunizaciones; Inmunizar; Vacunas en inyección; Prevención – vacunas

    Referencias
    Centers for Disease Control and Prevention. Frequently asked questions about thimerosal. Updated August 28, 2015. http://www.cdc.gov/vaccinesafety/Concerns/thimerosal/thimerosal_faqs.html. Accessed July 23, 2015.

    DeStefano F, Price CS, Weintraub ES. Increasing exposure to antibody-stimulating proteins and polysaccharides in vaccines is not associated with risk of autism. J Pediatr. 2013;163(2):561-567. PMID: 23545349 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23545349.

    Institute of Medicine. Immunization Safety Review Committee. Immunization Safety Review: Vaccines and Autism. Washington, DC: The National Academies Press; 2004.

    Kim DK, Bridges CB, Harriman KH; Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP), ACIP Adult Immunization Work Group. Advisory Committee on Immunization Practices recommended immunization schedule for adults aged 19 years or older – United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2016;65(4):88-90. PMID: 26845417 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26845417.

    Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF. Immunization practices. In: Pickering LK, Orenstein WA, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 172.

    Kroger AT, Pickering LK, Wharton M, Mawle A, Hinman AR, Orenstein WA. Immunization. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett’s Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 321.

    Robinson CL; Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP), ACIP Child/Adolescent Immunization Work Group. Advisory Committee on Immunization Practices recommended immunization schedule for persons aged 0 through 18 Years – United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2016;65(4):86-87. PMID: 26845283 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26845283.

    Strikes RA, Orenstein WA. Immunization. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman’s Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 18.

    Ultima revisión 7/10/2015
    Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Internal review and update on 09/01/2016 by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

    Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

    Hojee la enciclopedia: https://medlineplus.gov/spanish/encyclopedia.html

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*