Religión, Sociedad

Prácticas ocultistas

El Vedado, La Habana, Manuel Morejón (PD) Hay prácticas que pueden dejarnos expuestos a posesiones demoníacas: el horóscopo, la astrología, el tarot, el I Shing, la lectura de mano, la adivinación, el uso del tablero ouija y otros métodos similares para entrar en contacto directo con el mundo espiritual y utilizar su poder, los juegos de roles fantásticos que implican al mundo espiritual, los juegos de video sobre brujería o poderes síquicos, cualquier intento de conseguir sanidades síquicas o espirituales, prácticas de percepción extrasensorial, clarividencia, levitación, telequinesia, proyección astral, desdoblamiento, escritura automática y cosas similares, la participación en sectas, las sesiones de espiritismo, la creencia en la reencarnación, los intentos de comunicarse con los muertos, la meditación originada en las religiones orientales, cualquier mística que no sea cristiana, la New Age, el heavy metal, el punk y otras clases inmorales y destructivas de rock, sobre todo de aquellos grupos que declaran ser demoníacos, ocultistas o estar asociados con el mundo de los espíritus.

De las prácticas anteriores, sabemos que en algunos casos son un fraude, pero otras, sin embargo, inducen la actuación de espíritus malignos.

Es preciso advertir sobre la participación en cualquier forma de actividad relacionada con el mundo espiritual que implique el uso de amuletos, santos, e incluso la posesión de objetos asociados con el mundo de los espíritus, puesto que tales objetos fueron dedicados a ese mundo cuando se hicieron y a menudo hay espíritus inmundos asociados con ellos, del mismo modo que los hay también vinculados con lugares y edificios que se dedicaron a su uso. Esto incluye pinturas, esculturas y otras obras de arte, imágenes, fetiches, libros.

¿Sorprendido? No exagero en la lista, más bien me faltan.

Apartémonos de todo lo que nos exponga a riesgos y mucho menos intentemos descubrir lo que de cierto o falso pudiese haber en estas prácticas.
alianzacristiana777@gmail.com; Manuel A. Morejón
Tablero original creado en 1891

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*