Editoriales, Opinión

Próximas jugadas de trono o de tronadera en 2018, editorial 497

La Habana, Cuba, Redacción Habana, (PD) El asunto de que el dinero es el motor de la oposición, es un cuento que nadie en Cuba se cree. Charlatán-Canel se equivocó y en medio de su error, puso de relieve a quienes el grupo de añosos perversos a quien representa, le interesa sean promovidos. Por otra parte, dejó en claro quienes no deberán tan siquiera ser mencionados. Llamó mucho la atención la coincidencia entre Charlatán-Canel y el Juego de Tronos, promovido por la aristocrática realeza mediática internacional.

En aras de lograr la mínima credibilidad, fuera del reducido y despreciable auditorio de aquella Conferencia que impartió a cuadros del PCC y muy específicamente, para hacerlo creíble cuando el material fuera filtrado al reducido y selecto espectro de opinión pública con que aceptan convivir, por parte de los pandilleros de confiabilidad, asalariados todos, del nominado Ministerio del Interior, Charlatán-Canel incluyo en la nómina del descrédito a Antonio González Rodiles. ¡Qué remedio!

Pero de no hacerlo así, ¿quién le creería? Lo cierto es que Antonio González Rodiles, tiene un aval impresionante de golpizas, arrestos, protestas callejeras, etc. Es además, figura de relieve en la Campaña #TODOSMARCHAMOS, donde recibe no pocos trastazos, golpes, fracturas, etc. En fin, no se trata solamente de viajar y pasar a través de aeropuertos. Fue y es una presencia regular en cuerpos de guardia y servicios de traumatología en La Habana, como resultado evidente de su actividad política. Entonces, Charlatán-Canel lo incluyó en su diatriba, como única forma de hacerla más o menos creíble.

En el próximo 2018, las elecciones seguirán el patrón de trampas y deshonestidades harto conocidas. Los añosos octogenarios perversos, montarán una farsa en el estilo de las montadas por ellos mismos allá en Venezuela. Solo que el show por venir, parece contar con un casting similar al organizado para viajes, premios, financiamientos, etc., por la real aristocracia mediática internacional. En fin, para hacerlo creíble, no quedó más remedio que incluir a Rodiles y de esta forma, potabilizar el embuste.

La prensa nacional independiente nació en la década de los 90 del pasado siglo XX. Sobrevivió a todos los zarpazos en su contra, organizados y dirigidos por el difunto ex dictador Fidel Castro. Sobrevivió a la Primavera Negra de 2003 y ciertamente quienes más exitosos han resultado en sus esfuerzos por estrangularla, han sido los burócratas de la realeza aristocrática mediática internacional, solo que estos tampoco lo han logrado.

Hacer oposición de veras y periodismo libre bajo una dictadura militar totalitaria, más que dinero requiere empeño, determinación y aquella vergüenza de que hiciera gala el más capaz de los jefes militares mambises de caballería, el mayor general Ignacio Agramonte Loynaz. Entonces, a diferencia de la guardia pretoriana castrista, de sus generales sin batallas y sus, contra y vice almirantes sin singladuras, de sus pandilleros asalariados en los servicios de seguridad, la oposición interna pacífica cubana (la real) y la prensa nacional independiente, no cuentan con palacetes en Miramar, con automóviles modernos climatizados artificialmente, no disponen de dineros en madrigueras fiscales internacionales y mucho menos venden con un 200% de gravamen, productos de primera necesidad a un pueblo con un salario medio equivalente a 30USD.

La próxima Jugada de Tronos en 2018 no la creerá nadie. Al menos en Cuba ya nadie cree. Es irrelevante el Cuco que dé la cara como próximo presidente. Se trata de mantener a los mismos añosos perversos con el mismo tinglado diabólico. De más peso es para ellos la real aristocracia mediática internacional, que todos los charlatanes, adocenados a la espera. Que sea o no Canel, es lo menos relevante.
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción Habana

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*