Destacados Primera Plana

Que aclaren qué camino seguirán

El Cerro, La Habana, Emaro (PD) Esta foto es harto elocuente de los cambios y las rectificaciones de que habla el Gobierno. En este lugar, conocido como Cinco Palmas, en San Agustín, La Lisa, había más de 15 puestos de “trabajadores por cuenta propia, como las autoridades caprichosamente denominan a los trabajadores autónomos. Los habían obligado a aglomerarse en este rincón. Pero hace varios días, las autoridades eliminaron a las quince cafeterías existentes allí.

Este hecho refleja claramente la arremetida del Gobierno contra los negocios privados. Los llamados “cuentapropistas” están en medio de la balacera de la puja por el poder que se vive en las altas esferas. Cada cual quiere dejar bien claro su ámbito de influencia y su posición, más a la izquierda o a la derecha del criterio del PCC y los militares, que son quienes controlan el 60% de la economía nacional.

Hoy dicen una cosa y mañana, otra. Y los cubanos necesitamos que nos dejen claro, de una vez, el camino que seguirán.

La rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional del ministro de Transporte y coronel de la Reserva Adel Izquierdo, que duró alrededor de 6 minutos y donde mencionó la trasnochada reunión con la Fiscalía y el Ministerio del Interior, pareció ser una afrenta y no lo que la ley manda. Téngase en cuenta que en teoría, la Asamblea Nacional del Poder Popular lo podía destituir en ese justo momento…

No basta solo limitar a dos mandatos los cargos del primer nivel. Habría que acordar un límite de edad para acceder a ejercer la actividad pública, teniendo en cuenta que muy joven se es muy impetuoso, lo cual sería ideal para dirigir en la base, y muy viejo –dígase, mayor de 70 años-, se es muy conservador, lento, reticente a los cambios y se tiene miedo a las caídas, sobre todo por un mal paso. En todo caso, los ancianos servirían para asesorar.

Si quieren socialismo, ¿a cuál socialismo aspiran? ¿Cuál es el socialismo que se puede construir? Esta última menos idealista y más dialéctica interrogante, ajustada a lo que nuestro pueblo, el que se supone ostenta la soberanía, aspira a que aterricemos.
eduardom57@nauta.cu; Eduardo Maro

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*