Destacados Primera Plana, Editoriales, Opinión

Represión intimidación y guerra contra todo el pueblo, editorial 501

La Habana, Cuba, Redacción Habana, (PD) La más reciente presencia policial en la capital del país, y de forma específica en los municipios Centro Habana y Habana Vieja, entre otros, presupone que el régimen militar totalitario y dinástico castrista tiene preparadas condiciones para una represión sin precedentes, dirigida no contra la oposición pacífica interna sino contra el pueblo de a pie.

No se trata solamente de policías regulares de infantería de la llamada Policía Nacional Revolucionaria, (PNR): en la actualidad se trata de policías, tropas especializadas antimotines o factores para una represión altamente especializada.

Los llamados ‘Avispas’ con sus boinas negras, realizaron un despliegue verdaderamente impresionante, muy llamativo solo por ser dirigido contra ciudadanos desarmados.

Para todo esto, hay causas subyacentes y entre otras, estas llegan dadas por el profundo y arraigado rechazo del pueblo de a pie hacia el régimen castrista y sus servidores asalariados, sean estos armados o no.

El sentir popular y las expresiones que pueden escucharse en las calles, ciertamente han creado una alarma ostensible en el régimen.

Como una muestra de este rechazo, el suntuoso y por lo caro fuera de toda posibilidad para el hombre de a pie ‘Hotel Manzana’ ha sido rebautizado como ‘Manzana de Generales’. En él, han sido vistos los hijos y otros herederos sin gloria de elementos claves de la élite de poder castrista. El pueblo les ha visto comer, comprar, pagar y disfrutar al nivel de cualquier potentado extranjero.

La actualidad nacional hoy está determinada porque un régimen impopular, corrupto y desestabilizador pretende perpetuarse en el poder afirmado en la intimidación y dispuesto a hacer la guerra a todo un pueblo que le rechaza y aspira a la libertad y la vida negadas por las más altas instancias castristas desde hace cincuenta y ocho años.

El reciente paso del huracán Irma creo la condición para que el descontento popular alcanzara cotas nunca antes vistas Cuba adentro. La percepción compartida por el pueblo de a pie es que las dificultades y penurias que sufren las mayorías son el resultado de la gestión de un gobierno inepto, afirmado en un sistema inviable. Un gobierno inepto, que pretende mantenerse desde la fuerza y la represión más descarnada, no de un evento natural, (huracán) en nada diferente a otros fenómenos de ese carácter sufridos, a partir de circunstancias naturales en el ambiente geográfico insular, desde siempre.

Las prebendas y prerrogativas del círculo de poder y sus privilegiados vasallos irritan y hoy resultan insufribles para la desposeída mayoría. Las manifestaciones espontáneas de rechazo a unas elecciones en que los mecanismos establecidos impondrán que todo quede igual están generalizadas.

La perspectiva de que podría estar en vías de cerrarse, la posibilidad de desplazamiento hacia los Estados Unidos, única esperanza compartida por muchos, afirma una creciente frustración que se desliza cada vez más hacia la ira.

Con medidas inteligentes y que vayan más allá de discursos, los Estados Unidos podrían afirmar su liderazgo en el mundo libre y democrático, desde el cual los ‘regímenes desestabilizadores y corruptos’ dejarían de ser la amenaza real que representan para la humanidad. Imponer un acceso libre a Internet en Cuba, no requiere soldados, bombas ni militares, solo la orden para ello y el re-direccionamiento de unos pocos satélites. El acceso libre a la televisión comercial estadounidense y mundial, sería otro punto de relevancia.

Si del tema de la soberanía nacional se trata, digamos que ninguna soberanía debe permitir que alguien decida que puede usted ver o no, o que puede usted leer o no. La libertad de información sustenta al resto de las libertades. La libertad de información, permite acceder a opciones y con ello, al derecho a ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresía, que fue como el apóstol de nuestras libertades, José Martí definió la libertad.
También expresó que “…solo la opresión debe temer al pleno ejercicio de las libertades”.

¿Qué diría el más universal de los cubanos sobre la represión y la intimidación contra el pueblo cubano en que se afirma el régimen militar totalitario castrista para perpetuarse en el poder?
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción Habana

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*