Sociedad

Tan machacados en la vida como en la muerte

Manzanillo, Granma, Tania de la Torre, (PD) La crisis que sufre el país hace muy difícil la vida del cubano promedio. Estas dificultades, en ocasiones, alcanzan proporciones crueles.

Es el caso de la fallecida señora Gladys Cutiño, que fuera vecina de la calle Rafael Oro No. 266 entre 13 y 14, Reparto Vázquez, en Manzanillo, Granma.

La finada se encontraba ingresada en el Hospital Clínico Quirúrgico Docente “Celia Sánchez Manduley”.
Su deceso se produjo el pasado 17 de junio, a las 2 de la tarde. Como está establecido fue trasladada a la morgue para realizarle una autopsia, con el fin de determinar las causas exactas de su muerte.

A este sitio acudieron sus hijos, para los cuales resultó traumático el hecho de que el cráneo se lo estaban abriendo a base de martillo y cincel, por lo que se negaron a que continuaran haciéndole el procedimiento.

La explicación que le dieron a esta familia es que la sierra que se utiliza para hacer la necropsia, o sea, para abrir los cadáveres, estaba rota y que por eso tenían que utilizar esta técnica alternativa.

Los hijos de la fallecida se quejaron al director del hospital, nombrado René Johnson, quien les contestó que se reuniría con ellos para darles una explicación sobre sus descontentos, pero hasta el momento no se ha llevado a cabo la reunión.

Sin embargo, se enteraron que el Director del Centro Asistencial, acudió al Departamento de la Morgue, para decirle a los trabajadores que ellos eran los culpables de que sucedieran hechos como estos, por permitir que entraran los familiares al local.

¡Cómo es posible ver a un ser querido siendo martillado, aunque sea después de muerto! ¿Dónde han quedado los sentimientos de las personas que trabajan en Salud Pública?
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Tania de la Torres Montecino; móvil: +53 023574953
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*