Destacados Primera Plana, Editoriales, Opinión

Un euro paradigma para la desvergüenza, editorial 515

La Habana, Cuba, Redacción Habana, (PD) Los millones de muertos acumulados por los totalitarismos del pasado siglo XX, los acumulados por el comunismo ruso, el fascismo italiano y el nazismo germano no le han enseñado cosa alguna a la Unión Europea. Entonces, todo parece indicar que casi 60 años de castro fascismo totalitario no son suficientes para que la Unión Europea condene y sancione al régimen militar totalitario castrista por ocasionar en tantos aspectos, terribles daños al pueblo cubano e incluso a otros países de la región.

La ridícula y fantoche diplomática a cargo, la Sra. Federica Mogherini, se reunió este 3 y 4 de enero en La Habana solamente con sus iguales, los funcionarios del régimen militar dictatorial y dinástico castrista. Esos que según su criterio, afirma que lideran una ‘democracia de partido único’, debe ser del corte de la que lideró su compatriota Benito Mussolini en su Italia natal.

Los euro-diplomáticos parecen pasar por alto que ningún representante de un bloque de naciones democráticas, afirmado en el decoro, debe prestigiar con su visita a los victimarios de un país donde se violan los derechos humanos sin tan solo escuchar a las víctimas.

¿Qué opinarían Andrei Sajarov, Vaclav Havel, Lev Walesa, Winston Churchill, Konrad Adenauer o Margaret Thatcher de esta actitud?

Por acá se dice que cuando faltan los buenos, los malos pueden medrar. Todo parece indicar que el decoro se ausentó en Europa al menos en sus fueros políticos y diplomáticos y la Sra. Mogherini es el ejemplo palpable de esto.

En horas de la mañana del pasado 3 de enero, mientras la Sra. Mogherini se reunía o se aprestaba a reunirse con los victimarios de la élite castrista, la líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco (MDB), Berta Soler Fernández, fue arrestada arbitrariamente por represores uniformados de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) por mandato de represores asalariados de la policía Seguridad del Estado. Fue liberada cerca de las 7,30PM, luego de casi 10 horas de retención ilegal. Otro episodio más de la represión absoluta que impone al pueblo de Cuba el castro-fascismo gobernante. Solo que en esta oportunidad se hizo para garantizar que nada interrumpa las amigables sesiones entre los victimarios castristas y la euro-visitante, que dará apoyo a la continuidad de la opresiva desvergüenza.

Luego de pasar por el más alto puntal de la ignominia, es probable que la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad busque a sus iguales en Colombia, Venezuela, Nicaragua, etc. Quizás organice alguna reunión con Nicolás Maduro, Timochenko o con Daniel Ortega, los que aún no están en prisión por corrupción o por alguna otra entre sus actividades revolucionarias.

Quizás la izquierda reptil le prodigue sus mejores homenajes y será recibida por los ediles primados del castrismo en América Latina. Podría ser recibida por Daniel Ortega, Nicolás Maduro o por Evo Morales, cultores y promotores todos de la reelección ininterrumpida, mecanismo que les permita retener el poder y las posibilidades ilimitadas de adquisición, desde el poder, algo que corrompe, y que cuando se hace absoluto, corrompe absolutamente.

Desde su alta investidura, Federica Mogherini defiende la coerción social y el poder político que en Cuba se ha ejercido y se ejerce a través de la “mediación ideológica”. Este es el control absoluto desde la educación institucional, sumado al control de todas las opiniones por parte de los medios de comunicación. Así se articula lo que esta funcionaria denominó ‘democracia de partido único’, aquella impuesta en su Italia natal por el monstruo de aquellos momentos, Benito Mussolini, desde métodos similares a los que ella valida.

La pregunta que se impone es: ¿Debió la Unión Europea enviar a Cuba un euro-paradigma para la desvergüenza?
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción Habana

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*